Nataly Michel: La tercera es la vencida para el sueño olímpico

La esgrimista jalisciense está lista para vivir sus primeros Juegos, y un sueño que estuvo muy cerca de no vivirse después de dos procesos fallidos

Por Pablo Vázquez Rivera

Aferrándose hasta el ultimo intento, soportando favoritismos y algunas caídas emocionales, la espada de Nataly Michel por fin brillará en unos Juegos Olímpicos, siendo Río la ciudad que la vea competir en sus primeros Juegos, de los que espera volver con una gran experiencia de vida y deportiva.

Muchos atletas comentan que cuando van a su primera experiencia olímpica, van con muchos nervios y presionados por lo que gira a su alrededor, ¿cuál será tu actitud ante estos Juegos más allá de que está en tu mente conquistar una medalla?

-Será de la misma manera desde que decidí relajarme y vivir las competencias sin presión. Desde que gané la clasificación estoy disfrutando muchísimo. Nos estamos preparando muy fuerte mentalmente, esto es algo que pasa cada cuatro años, es una fiesta a la que van los mejores del mundo y claro que es una prueba muy dura, pero lo importante aquí es que los nervios no te controlen, lo he estado trabajando desde hace años atrás, para que durante la competencia pueda dar todo lo que tenga y no sienta que me quedé con algo por culpa de los nervios.

El primer sueño ya está cumplido, tienes el boleto en tu mano, y de ahí uno tras otro, imagino que uno más es desfilar con la delegación mexicana, el día que te presentes a competir, y quizá llevarlo así.

-Claro, la verdad lo he pensado mucho y no por el concentrarme por completo en una medalla deje de vivir todo el proceso, vivir estos Juegos Olímpicos, se han realizado ya algunas competencias. Enfocando paso a paso el presente, y ya cuando esté en Brasil, lista para mi primer combate, sacar todo lo que se trabajó durante los entrenamientos y estar de cuerpo, mente y alma presente para disfrutarlo.

Han sido muchos los años desde 1968 que México no consigue una medalla olímpica en Esgrima, ¿esto representa algún tipo de presión para ti, o simplemente es estadística?

-Llevo años practicando esgrima, y después de un par de intentos al fin clasifiqué, así que voy a tratar de convertir esa experiencia para conseguir una medalla olímpica, porque para conseguirla hay mucho trabajo que hacer, quizá a mi no me toque ganar una, pero no por eso se debe dejar de trabajar y de apoyar a los atletas. Hasta hace pocos años la esgrima no existía, yo hablo de manera internacional, hasta poco antes de Juegos Panamericanos, se comenzaron a preparar equipos para ir a las Copas del Mundo, ir a campamentos y poderse enfrentar a una competidora rusa, y no sentir miedo de estar frente a frente con ellas. De saberse confiado de las propias capacidades, en caso de que no se consiga una presea en Río, se tiene que ver hasta dónde se llegó y trabajar más fuerte.

¿Cuál ha sido la clave para que hoy llegues tranquila a disfrutar tus primeros Juegos Olímpicos?

-La diferencia es que hoy disfruto mis competencias, dejé de presionarme a mi misma, trabajé educando a mi mente, para que en el momento vinieran sólo comentarios positivos, el vivir el momento para poder recuperarme de un toque que acabo de recibir, o de levantarme de un 0-3 en contra. El poder concentrarme inmediatamente en el siguiente punto, lo más rápido que puedo, esa fue una gran diferencia, en Juegos Centroamericanos perdí el pase a la pelea por las medallas pese a ir ganando 8-3, simplemente me desconecté y perdí 15-8, pudo haber sido una medalla de oro, y de ahí aprendí a conectar mi mente, para ir de toque a toque, paso por paso.

Nataly pensó en dejar el deporte, ¿pero qué más hay en su cabeza y en su día a día más allá del deporte?

-Acabo de terminar el segundo cuatrimestre de la maestría en Finanzas, lo he dejado para poder prepararme, por los viajes y Copas del Mundo y el Campeonato Panamericano. El campamento antes de Juegos Olímpicos nos sirve para hacer combates de preparación, para estar listos para Río donde van los mejores 32 del mundo en combates directos y de eliminación. Nunca en mi mente pensé en que no iba a clasificar, estoy satisfecha del trabajo que he hecho y creo que es el mejor momento para representar a México en unos Juegos Olímpicos, claro que quiero ganar una medalla y voy a entregarme con todo para intentar lograrlo.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo