Independiente del Valle mantiene el sueño de ganar la Copa Libertadores

En los últimos minutos rescató el empate ante Atlético Nacional

Arturo Mina anotó a los 87 minutos el gol con el que el sorprendente Independiente del Valle rescató a última hora un empate 1-1 el miércoles Atlético Nacional en el partido de ida de la final de la Copa Libertadores.

Los visitantes colombianos mostraron más oficio para gestionar el trámite, mientras que los ecuatorianos se complicaron con el andamiaje defensivo del rival.

Atlético Nacional se adelantó a los 35 minutos mediante el gol de Orlando Berrío tras una jugada individual. En medio de dos defensas y cerrada marca, el extremo disparó rasante y fuerte a la esquina izquierda del portero Librado Azcona.

Tres minutos más tarde, Marlos Moreno disparó de larga distancia y por poco anota el segundo de Atlético Nacional.

Cuando todo parecía perdido para el local, el empate cayó tras un fallo colombiano. En el cobro de un tiro libre desde cerca del mediocampo, que el arquero Franco Armani no pudo controlar, la pelota quedó picando para el remate de Mina.

Tras el tanto de los colombianos, los ecuatorianos lucieron desconcertados y perdieron el libreto del juego hasta el final del el primer tiempo. No pudieron desplegar su fútbol rápido por las puntas, por la buena marca de los laterales de Atlético.

Pero la igualdad permite al club ecuatoriano mantener prendida la ilusión de coronarse campeón, al tocarle visitar a Atlético Nacional en Medellín la próxima semana.

Independiente del Valle ha sido el equipo sensación del torneo, en una campaña en la que dejó en el camino a los gigantes argentinos River Plate y Boca Juniors, además de Pumas de México.

El cotejo evidenció mucho respeto mutuo y una batalla táctica de los dos técnicos rivales.

Independiente inclinó su juego por la derecha, empujado por Julio Angulo, aunque sin claridad en el ataque. Atlético Nacional buscaba resquicios con Miguel Borja o pases largos de Moreno para perforar la defensa de los ecuatorianos.

En el segundo tiempo, Independiente buscó dominar el juego, y lo hizo pero con un fútbol sin eficacia por la sólida defensa de Atlético, que contuvo la velocidad de los ecuatorianos.

Independiente nunca fue campeón del torneo ecuatoriano y apenas lleva seis años en la primera categoría del fútbol de Ecuador, pero llegó a la final de la Libertadores. Un antecedente similar se registró en el 2002, cuando Sao Caetano de Brasil perdió la final ante Olimpia de Paraguay.

Atlético Nacional fue el campeón de la Libertadores en 1989 y subcampeón en 1995.

El cotejo se disputó en el estadio Atahualpa, de Quito, bajo la conducción del árbitro paraguayo Enrique Cáceres.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo