Pulido ayudará a madurar a Ángel Zaldívar

La presión del ataque rojiblanco no se descargará en el canterano

Por:

A diferencia de lo que ocurrió hace unos torneos en el que Erick Estéfano Torres un joven de la cantera rojiblanca recibió en sus hombros, la pesada losa de cargar con la figura de referente en el ataque de Chivas ante la partida de Javier Hernández a Europa, hoy día la lección parece estar aprendida en el Rebaño, pues cuando parecía que la responsabilidad del gol se quedaría para Ángel Zaldívar, las contrataciones de Marco Bueno pero la de Alan Pulido liberarán presión en el camisa 14 del Guadalajara.

Zaldívar quien tuvo como último referente a Omar Bravo, podrá seguir madurando como la nueva joya del ataque de las Chivas, con la tranquilidad de que los reflectores y exigencia son un tema para Alan Pulido quien deberá justificar los casi 18 millones de dólares que costó su contratación a la directiva rojiblanca, aunque la historia habla de que los últimos delanteros que han llegado a Chivas han fracasado en su intento de ser los nuevos ídolos del gol rojiblanco.

Siendo el último caso de una esperanza que no cuajó fue la de Aldo De Nigris, quien integró junto a Miguel Sabah, Jared Borgetti y Carlos Ochoa las más recientes decepciones de atacantes que llegaron al Guadalajara para triunfar y fracasaron; circunstancia que Alan Pulido deberá modificar y así permitir que Zaldívar se haga por la fuerza del título de hombre gol para el Rebaño. 

Algunos fracasos en el ataque

Aldo de Nigris 

En sus cuatro temporadas con Chivas, De Nigris se caracterizó más por ser un jugador que lidió con las lesiones que por sus goles. En sus 51 partidos de Liga en esos cuatro torneos, apenas marcó siete goles para después regresar a Rayados, de donde llegó en el Apertura 2013.

Jared Borgetti

Para el Clausura 2009, ya en el ocaso de su carrera, Borgetti fue refuerzo del Guadalajara y solamente jugó siete partidos y no anotó ningún gol. Tras su efímero paso, se fue al Puebla, donde tuvo números contrastantes.

Carlos Ochoa 

Otro puesto que ha generado dolores de cabeza en el Guadalajara es el de centro delantero y Carlos Ochoa fue una de sus apuestas para el Clausura 2009, único torneo en el que estuvo y jugó nueve partidos de Liga, en los que convirtió solamente dos goles. Después salió con destino a Santos Laguna.

Loading...
Revisa el siguiente artículo