De ser rechazado por su familia a medallista olímpico

A sus 38 años puede presumir ser un exitoso atleta mexicano.

Por:

Así como ésta, hay muchas historias de vida que rodean a los atletas que compiten en los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

 

El mexicano José Arnulfo Castorena es el protagonista de una increíble historia deportiva, al ser un múltiple medallista en natación. Aunque en Río todavía no llega el metal deseado en ediciones anteriores ya subió al podio, consiguiendo el oro en Sidney 2000 y en Atenas 2004, en esa misma justa griega sumó otra plata y un bronce en en los 150 y 50 metros respectivamente.


VIDEO: Emily Ratajkowski muestra ser fan de los Raiders en toppless

 

Pero la vida para Arnulfo no ha sido fácil, su madre falleció cuando él nació, su padre lo abandonó y sus hermanos quienes sufrieron problemas de drogadicción le dieron la espalda, ya que para ellos cuidar a un bebé recién nacido y con malformaciones congénitas era una carga. Responsabilidad y el papel de madre lo tomó su abuela, al fallecer ella, su tía, pero Castorena tuvo un mejor amigo, la alberca, donde pasaba gran parte de su tiempo.

 

Aunque también tuvo que trabajar y salir a lavar coches e incluso pedir dinero para sobrevivir, pero su sueño de nadar siguió intacto hasta llegar a competir por México y representarlo en unos Juegos Paralímpicos, logrando vencer todos los obstáculos.

Hoy    Arnulfo se ubicó en el 6º lugar de los 50m pecho SB2 con tiempo de 57.70, en Río.

 

 

TAMBIÉN PUEDES LEER:

VIDEO: Disco de hockey golpea árbitro y muere

Habrá Juego de Estrellas en la Liga MX y en el Estadio Azteca

Eduardo Ávila, el medallista mexicano que compitió lesionado 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo