Las claves del escándalo que sacó a Sam Allardyce la Selección inglesa

Por:

El ahora ex técnico de Inglaterra entró al centro de la polémica por un video que publicó The Daily Telegraph, donde aparece dando consejos para evitar las estrictas reglas de fichaje de la Federación Inglesa de Fútbol. Fue despedido por su accionar.

La polémica se desató en la mañana europea y rápidamente trajo consecuencias. Sam Allardyce, técnico de la selección inglesa, fue captado en un video dando consejos a un ficticio grupo de inversores asiáticos para evadir las estrictas reglas de fichajes que tiene la Federación Inglesa de Fútbol (FA).

Las imágenes, que fueron tomadas por periodistas del Daily Telegraph haciéndose pasar por los inversores, encendieron la polémica en Inglaterra y la FA se reunió de urgencia para determinar los pasos a seguir con el técnico de su selección.

Aunque en un comunicado aseguraron que le pedirían los antecedentes al medio inglés, luego de la reunión tomaron la decisión de cesarlo de su cargo y subir como interino por los próximos cuatro partidos a Gareth Southgate, quien estaba en las categorías inferiores de los ingleses.

Las claves del escándalo de Sam Allardyce

The Daily Telegraph asegura en la nota que publican este martes que el caso de Sam Allardyce es sólo el inicio de una investigación de 10 meses por corrupción el fútbol inglés. Pero, ¿de qué se le acusa al ahora ex técnico de Inglaterra?

Pese a que el estratega no cometió ningún acto ilegal, estuvo lejos de seguir el comportamiento del técnico de Inglaterra e, incluso, ofreció ayuda para violar las reglas de su propio empleador.

Por eso, la FA entendió que debía sacarlo de su cargo porque, tal como manifestó el presidente de la entidad, Martin Glenn, el técnico “a la luz de los artículos de prensa que salieron, hemos concluido, y Sam estuvo de acuerdo, que su comportamiento fue inapropiado y francamente no era lo que esperábamos de un técnico de Inglaterra.

Es que el técnico aceptó un pago de 500 mil euros para actuar como intermediario de un falso grupo de inversores asiáticos, quienes eran los periodistas infiltrados. Fue en ese encuentro, el que se dio en Singapur y Hong Kong, donde Allardyce les dijo que podía explicarles como pasar en alto las estrictas reglas de fichajes que tiene la FA, específicamente la que prohíbe la llegada de jugadores donde haya involucradas “terceras partes.

La famosa triangulación

El ofrecimiento realizado por Sam Allardyce apunta directamente a la prohibición que tiene la Federación Inglesa de Fútbol sobre los clubes de fichar jugadores que estén involucrados en las operaciones conocidas como “triangulaciones. O sea, que sus derechos económicos o federativos pertenezcan íntegramente o en una parte a alguien que no sea su club de origen, ya sea una empresa, un agente o un inversor.

La FA comenzó a tomar atención a estos tratos por la gran cantidad de casos que había en Sudamérica y, en particular, cuando West Ham fichó a Carlos Tevez y Javier Mascherano en la temporada 2006/07. Al llegar a Inglaterra, el organismo regente del fútbol inglés se percató que sus derechos no pertenecían en su totalidad al Corinthians, club de donde venían, y que eran propiedad de una empresa con dirección en Londres.

Por eso, comenzaron una larga investigación y terminaron sancionando al club con una multa económica. Desde ese entonces, específicamente de la temporada 2008/09, la federación empezó a prohibir esta práctica, ya que los clubes no se veían beneficiados con los traspasos o sus tarifas serían recortadas por una empresa externa. Además, los empresarios eran capaces de fijar sus propios precios.

La atención de la FIFA

Luego que Inglaterra empezara a sancionar la práctica de “terceras partes, en Europa y la FIFA pusieron más atención a esta problemática. Por ejemplo, Michel Platini, ex presidente de la UEFA, aseguró que esto era “una especie de esclavitud, ya que eran propiedad de una empresa o agente y no del club donde desarrollaban su actividad.

En tanto, el actual presidente de la FIFA, Gianni Infantino, también ha sido muy crítico y en algún momento dijo que “es una especie de esclavitud moderna, donde ves a jugadores que pertenecen a grupos inversores o algunos no identificados.

Con este panorama, la declaración donde Sam Allardyce, pese a no estar incumpliendo ninguna regla legal, le ofrece asesoría para evitar esta prohibición de la FA, es de absoluta gravedad si se considera que, para colmo, es el técnico de Inglaterra. Además, mientras era técnico del West Ham, ya había estado en la polémica por el fichaje de Enner Valencia, quien fue comprado al Pachuca y su pase no era cien por ciento del club mexicano.

Tres equipos podrían quedar fuera de la LMB

¿Kim Kardashian envió fotos íntimas a estrella de la NBA?

Seleccionado mexicano confesó que jugó para el narco

Loading...
Revisa el siguiente artículo