Bayern Munich y Manchester City terminaron su inicio perfecto

Por:

Los bávaros y los ingleses no pudieron ganar en sus encuentros de Champions League y terminaron con su racha de triunfos.

Bayern Munich y Manchester City eran los únicos equipos de las cinco grandes ligas de Europa que aún no sabían de derrotas y ni siquiera de triunfos. Tanto los alemanes como los ingleses sólo habían conseguido triunfos en los partidos oficiales que habían jugado, ya sea torneo local, Champions League o copas locales. Pero toda racha tiene su fin y la terminaron el mismo día.

En una nueva jornada de Champions League, los bávaros cayeron por 1 a 0 ante Atlético de Madrid, mientras que los dirigidos por Pep Guardiola empataron a tres tantos con Celtic en Escocia.

La racha de Ancelotti llegó a su fin

Carlo Ancelotti no sabía de sobresaltos en su nuevo desafío en Bayern Munich. Desde que llegó a reemplazar a Pep Guardiola, el técnico sólo había festejado y sumaba ocho triunfos en la misma cantidad de encuentros.

La seguidilla de triunfos de los bávaros comenzó el 14 de agosto, cuando vencieron por 2 a 0 a Borussia Dortmund en la Supercopa de Alemania. Luego, cinco días más tarde, golearon por 5 a 0 al Carl Zeiss Jena en la Copa de Alemania.

Sin embargo, la acción recién estaba comenzando y el inicio de la Bundesliga dejó en claro el poderío del Bayern. Los de Ancelotti enfrentaron a Werder Bremen como local y los humillaron con un 6 a 0, para luego dar cuenta de Schalke, Ingolstadt, Hertha de Berlín y Hamburger. Además, por si fuera poco, golearon por 5 a 0 al Rostov en el inicio de la fase grupal de la Champions League.

Pero toda racha llega a su fin y su bestia negra nuevamente fue el Atlético de Madrid. Pese a que los alemanes querían tomarse revancha de la eliminación que sufrieron a mano de los Colchoneros en la Champions League de la temporada pasada, no pudieron hacerlo y cayeron por 1 a 0 con gol de Yannick Carrasco. Su inicio perfecto de campaña llegó al fina.

Guardiola quedó a un paso del récord con Manchester City

Manchester City necesitaba un triunfo más para igualar las once victorias consecutivas que consiguió el Tottenham de 1960/61, que los tenía como el equipo inglés que mejor había iniciado una temporada.

Con la llegada de Pep Guardiola, los Citizens sólo se habían abrazado. La campaña perfecta que llevaba el español se inició el 13 de agosto, cuando venció por 2 a 1 a Sunderland en la primera fecha de la Premier League.

Luego, el equipo inglés enfrentó la fase clasificatoria de la Champions League y en la ida vencieron por 5 a 0 como visita al Steaua Bucarest. Para definir la llave les ganaron por 1 a 0 en el Etihad Stadium.

Además de esos triunfos, sumaron cinco victorias más por Premier League, una en el inicio de la fase de grupos de la Champions League y otra en la League Cup. Pero, fuera de todo pronóstico, igualaron a tres tantos ante el Celtic, que venía de perder por 7 a 0 ante Barcelona, en la segunda fecha del máximo torneo de clubes de Europa.

Los Citizens se quedaron sin récord y no pudieron alargar su inicio perfecto de temporada.

Loading...
Revisa el siguiente artículo