DT´s que lo entrenarían gratis, cracks que llegarían como refuerzos y otras mentiras del caso Chapecoense

La tragedia del equipo brasileño dio para todo, incluso para mentiras irrisorias, indignantes y algunas amarillistas.

Por Publisport

Pasan los días, pero el dolor de la tragedia de Chapecoense no se disipa. Otra de las cosas que con los días no ha desaparecido son las mentiras que se han dicho sobre el caso. Algunas crueles, unas ridículas y risueñas, y otras más que ayudan a la confusión general de lo que pasó en el avión de LaMia. De hecho, incluso instituciones oficiales han caído en imprecisiones desde pocas horas después del siniestro.

La primera de ellas fue la duda entre cuántos sobrevivientes habían quedado tras el accidente. Desde la Gobernación de Antioquia aseguraban que eran cinco en un primer momento, mientras que la Cruz Roja manifestaba que eran seis e incluso ponían en esa lista al portero Danilo, quien finalmente se supo que había fallecido.

Otra de las mentiras que ayudó a la confusión inicial fue en la que se afirmó que el piloto, Miguel Quiroga, había expulsado el combustible de la nave para evitar una explosión. En un principio se consideró a este un acto heroico, pero luego se supo que la fabricación de este avión no contenía un eyector de gasolina, por lo que esta teoría era imposible de sostener. El avión se cayó porque se quedó sin una gota del liquido inflamable y por eso no explotó.

También se dijo que el arquero suplente y uno de los sobrevivientes del accidente, Jackson Follman, había perdido las dos piernas. Cuando se supo de la amputación los medios informamos tal versión, pero horas más tarde se confirmó que perdió solo la pierna derecha.

Muchos ofrecieron su ayuda a Chapecoense en este mal trago. Los más relevantes, los gestos de Atlético Nacional entre los que se encuentran declinar el título de Copa Sudamericana y ofrecer homenaje a la hora del partido. Pero, algunas de esas ayudas no resultaron ser ciertas, por ejemplo, los 40 millones de euros que supuestamente donó el París Saint-Germain, que nunca fueron verdad.

Otro auxilio económico que resultó no ser cierto fueron los tres millones de euros que ofreció Cristiano Ronaldo. Tampoco tuvo veracidad la teoría de que lo recaudado en el clásico Barcelona – Real Madrid (1-1) iría a parar a las familias de las víctimas del Chapecoense. Eso no sucedió.

En redes sociales, muchos jugadores fueron anunciados como nuevos refuerzos de Chapecoense, de manera gratuita. Uno de los más resonantes fue Juan Román Riquelme. Según los tuiteros, el argentino iría a Chapecó por seis meses, como tributo a las víctimas del siniestro. Esto nunca fue así. Otros jugadores que se dijo que llegarían al club verde fueron Kaká, Ronaldinho, Marcelo Barovero, entre otros. El único que sí avisó que jugaría gratis fue el islandés Eidur Gudjohnsen.

También se llegó a decir que el actual director técnico de Independiente Medellín, Leonel Álvarez, se iría a Brasil para entrenar al Chapecoense. La bola de nieve creció tanto, que al mismo DT le tocó aclarar que eso o era así y que todo surgió de un comentario casual que él deslizó en el aeropuerto de Medellín.

Entre tantas mentiras, lo único que es realmente cierto es que Chapecoense quedó en la historia de todo un continente, que no olvidará a un equipo que se hizo inmortal por la humildad con la que afrontaron la Copa Sudamericana 2016.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo