VIDEO: Así perdieron la máscara las grandes leyendas de la lucha libre

Aquí te dejamos un recuento de algunos ídolos y la batalla más dolorosa de su carrera: en la que tuvieron que revelar su identidad.

Por Karina Bobadilla
ESPECIAL
VIDEO: Así perdieron la máscara las grandes leyendas de la lucha libre

Hay máscaras tan amadas y alabadas que la afición jamás se hubiera imaginado verlas caer, pero ocurrió. Uno de los últimos grandes ídolos en perder la incógnita fue el Último Guerrero, en el 81 aniversario del CMLL, pero al igual que él, varias leyendas que forjaron la historia de la lucha libre tuvieron que revelar su identidad.

Aquí te dejamos las batallas más memorables para que recuerdes cómo perdieron la tapa algunos de los ídolos del encordado mexicano.

 

Black Shadow ante El Santo

Nunca antes se generó tal expectativa en una lucha de apuestas como la que se causó el 7 de noviembre de 1952, cuando el legendario Santo expuso su máscara ante Black Shadow.
La enorme rivalidad entre el ‘Enmascarado de Plata’ y el ‘Príncipe Negro’ concluyó en la Arena Coliseo, donde el gran ídolo de la lucha libre mexicano despojó de su mítica capucha al hombre que dijo llamarse Alejandro Cruz Ortíz. Dos topes y una rana en la tercera caída fueron fulminantes.

Vale la pena recordar que esta batalla fue un parteaguas en la historia del encordado nacional, pues este duelo alimentó la rivalidad entre el nacido en Tulancingo Hidalgo con quien fuera su acérrimo rival: Blue Demon, ya que la ‘Leyenda Azul’ advirtió que vengaría la derrota de quien consideraba su hermano.

Rayo de Jalisco ante Blue Demon

El mítico Rayo de Jalisco quiso ser el villano que le quitara la máscara a Blue Demon, por lo que en 1989 y cuando la ‘Leyenda Azul’ ya se había retirado, lo retó a una luz a de apuestas donde ambos expondrían su máscara.

Demon por supuesto aceptó, justo a los 67 años, pero no contaba con que el acérrimo rival de El Santo no perdería su poder ni porque los años pasaran, es así que el Rayo de Jalisca tuvo que revelar su identidad y se presentó ante todos como Máximo Linares Moreno.

Villano III ante Atlantis

El 17 de marzo del 2000 quedó marcado por la caída de uno de los más grandes rudos de la lucha libre mexicana, en uno de los duelos de apuestas más apasionantes de la historia: el día en que Atlantis despojó de su máscara a Villano III.

Después de 25 años de carrera, el hijo de Ray Mendoza tuvo que revelar su identidad: Arturo Mendoza, luego de que su propio padre le quitara su mítica máscara rosa tras perder la batalla ante el ‘Ídolo de los niños’

Blue Panther ante Villano V

Más de 13 máscaras fue las que vio caer ante sus pies, pero el 19 de septiembre de 2008 quedó marcado en la historia por ser el día en que tuvo que despojarse de la suya.

Blue Panther expuso su incógnita en el 75 aniversario del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) ante el Villano V. Entonces entre lágrimas se quitó la legendaria máscara azul para entregársela a su adversario y revelar el nombre de quien le dio vida por 30 años: Genaro Vázquez Nevare.

Máscara Año 2000 ante El Perro Aguayo

Uno de los rudos más temidos, el rudo de  Lagos tuvo que quitarse la tapa ante los pies de uno de los grandes ídolos del encordado mexicano: El Perro Aguayo.

Fue en la Plaza de Toros México y ante más de 50 mil espectadores que Máscara Año 2000 vio caer su incógnita en la lucha semifinal de la primera Triplemanía.

El 30 de abril de 1993 el hermano ‘dinamita’ tuvo que revelar su nombre:  Jesús Álvaro Reyes González.

Cien Caras ante Rayo de Jalisco Jr.

Los especialistas la consideraron como “La lucha del Siglo”, en la cual Rayo de Jalisco Jr se adjudicó el triunfo más importante de su carrera, al despojar de la máscara a Cien Caras, quien tuvo que confesar su identidad: Carmelo Reyes. La batalla tan esperada se llevó a cabo durante la función de aniversario, el 21 de septiembre de 1990.

Último Guerrero ante Atlantis

Atesorado en el recuerdo de la afición mexicana está aquel día y su imponente figura sobre el ring. Su cuerpo musculoso resalta entre su elegante traje negro con vivos blancos, que combina a la perfección con su tradicional tapa en los mismos colores, la cual sólo deja al descubierto el largo de su cabello negro y que también combina con la rudeza que tanto predica. Entonces, en un descuido, su acérrimo rival lo toma y le aplica una atlantida letal de la que ni el más poderoso guerrero saldría con vida y por eso se rindió: el 19 de septiembre de 2014, el día que el Último Guerrero perdió la máscara ante Atlantis.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo