Miguel Fraga, listo para proteger el arco rojinegro

La lesión del argentino Óscar Ustari le abrió las puertas de la titularidad en la portería del Atlas y ahora asume la responsabilidad

Por Cesar Huerta

La lesión del portero argentino, Óscar Ustari, le ha abierto las puertas de la titularidad. El sudamericano estará fuera lo que resta de la fase regular del Clausura 2017. Y el hasta ahora suplente, Miguel Fraga, se dice listo para asumir la responsabilidad de proteger el arco rojinegro.

“Uno como jugador siempre entrena para estar ahí. Estoy muy feliz en esta institución y por defender estos colores. Siempre trato de estar al 100 por ciento para cuando me toque ser requerido. Estoy siempre preparado para cualquier circunstancia, cuando que el 'Profe' (José Guadalupe Cruz) me requiera”, explicó.

“Hoy lamentamos la baja de Óscar. Desafortunadamente, en ocasiones así sucede. Ahora, a trabajar para que el 'Profe' esté tranquilo en el tema de la portería. Hoy me toca entregarme al 100 por ciento para que el 'Profe' tome la decisión y si me toca estar ahí, dar todo por estos colores. Al final, eso es lo mas importante, ningún jugador está por encima de la institución. Lo importante es que el equipo sume de a tres, independientemente de quién esté”, añadió.

El equipo rojinegro por fin comienza a encontrar el rumbo y el arquero no quiere que lo pierda. “Lo más importante es que Atlas esté en zona de calificación y no salga de ahí. Me gustaría colaborar para que el equipo esté en los primeros planos. Si me toca estar ahí, debo hacer lo mejor posible y darle una alegría a la gente. Estoy en un equipo muy grande,con una afición el doble de grande, soy muy afortunado de estar acá”, sentenció.

 

Lamenta lo sucedido

Ahora, tendrá la oportunidad de ser titular. Pero no olvida lo ocurrido al compañero. Lamenta la lesión que le ha abierto las puertas. “Desgraciadamente, le toca a Óscar estar ausente por lesión. Es una baja muy importante. Le toca a él, pero lo estamos apoyando, estamos respaldándonos en lo que nos toca. Él tiene su duelo aparte, pero el equipo está con él porque es un elemento muy importante y querido. Lo respaldamos 100 por ciento en lo que podemos, lo demás le toca a él en la rehabilitación. Es un gran tipo, un gran compañero y se ha entablado una buena relación. Tiene bastante qué aprenderle”, aseveró.

El sábado pasado, al entrar de cambio por Ustari, Fraga cumplió. “Es una inyección anímica para mí y el grupo por sacar un triunfo de visita. Nos ayuda mucho. Todos salimos satisfechos por el esfuerzo. Triste por lo que sucede con Óscar, pero también motivado a seguir haciendo bien las cosas. El equipo ha mostrado buena cara de visita, pero los resultados no habían reflejado el esfuerzo que se hace. Ahora se vio plasmado con un encuentro donde el equipo entregó el corazón. Eso nos deja muy contentos para seguir por esa senda”, afirmó.

Ahora, lo que le resta es disfrutar esa sensación de saber que estará bajo los tres palos. “El nervio siempre existe. Todos los jugadores tenemos ese nervio antes de los juegos. Más que limitarte, es lo que pone a punto tus sentidos. Siempre entreno duro para el día del juego llegar en las mejores condiciones, independientemente que me toque o no. Uno nunca sabe. El fin pasado entré de cambio y uno tiene que estar preparado. Hay que solventar la situación y cumplir el objetivo que es ganar”, concluyó Miguel Fraga.

 

Contenido relacionado:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo