Rafael Márquez exige a la Federación mano dura en castigos

El futbolista cuatro veces mundialista criticó las sanciones que se impusieron por la violencia en Veracruz y pide mayor severidad para evitar tragedias

Por Cesar Huerta

Su tono es enérgico. Tiene autoridad. Por eso, Rafael Márquez levanta la voz. Este martes, ha criticado la tibieza con que se castigó la violencia en Veracruz. Y exigió mano dura en futuras ocasiones, para evitar una tragedia. No quiere que los estadios mexicanos lamenten muertes, como en Sudamérica.

“Desafortunadamente, se vivió algo importante de violencia. Se armó una telenovela entre los equipos involucrados. Eso no está en los valores que como persona he tratado de tener. Sería importante tener un poco de consciencia. Tener un poco de valor para aceptar que quienes estuvieron involucrados, se equivocaron y aceptar culpas. La Federación debe poner mano dura en esas cosas y no esperar algo más grave que tengamos que lamentar”, señaló tajantemente.

“Es una llamada de atención para todos, para que hagamos consciencia y evitar lo que pasó en Veracruz. Este deporte al final debe ser más familiar. Que tampoco estemos tratando de copiar lo que pasa en Sudamérica con más violencia. Allá sí hay muertos y no queremos llegar a esa circunstancia. Se tienen que señalar los que están queriendo tomar ese poder en las barras y dejarlos fuera. Estoy en contra de la violencia en los estadios”, añadió.

 

Directivos no aceptan sus culpas

Tras la trifulca en la tribuna del Estadio Luis “Pirata” Fuente, se castigó al inmueble con un partido de veto. Y el técnico de Tigres, Ricardo “Tuca” Ferreti, recibió dos juegos de suspensión. Además, hubo multas económicas. Para Rafael Márquez, el castigo fue demasiado tibio.

“Ellos (dirigentes) son los que toman la decisión. Todos sabemos que no fue las mejores decisiones. No pusieron mano fuerte, pero creo que a partir de aquí en adelante tienen que tomar decisiones más fuertes. Se debe castigar a los involucrados y tener la seguridad necesaria para evitar algo como lo que sucedió en Veracruz”, aseguró el ex futbolista del Barcelona.

“Creo que, lamentablemente, en nuestro futbol quien manda y rige son los dueños. Se echan la culpa uno al otro. Como lo declaró el presidente de Veracruz ‘es que si no le hicieron nada a él tampoco a mí’. No aceptan las culpas de cada uno. Mientras exista eso… al final, ellos mandan, se rigen, deciden y no va a pasar nada. Es algo difícil de cambiar”, concluyó.

 

Violencia social

Rafael Márquez estuvo presente este martes en un evento de su Fundación. Anunció la alianza con las escuelas del Barcelona en México, que donaron 200 camisetas para los niños que reciben ayuda del futbolista. Ahí, se dio tiempo para hablar de la violencia que invade a la sociedad actual.

“Vivimos problemáticas muy importantes en el país. Viven los niños, nacen o crecen con problemáticas, empezando por dificultades económicas, familiares, violencia en el hogar. Crecen quizá con una mala educación. Lo que pretendemos en Fundación Rafa Márquez es darles esos valores que se han perdido. Tratamos que la niñez crezcan con esos valores que les van a dar un buen carácter. Que conseguir los sueños que se propongan. Eso les dará fuerza para ser buenos seres humanos el día de mañana”, explicó.

Y dejó un consejo para los niños de esta época. “Deben tratar de escoger un buen ejemplo. En mi época, mi mejor ejemplo fue Hugo Sánchez. Fue quien me motivó a ser lo que soy hoy en día. Sigue siendo mi ídolo Hugo Sánchez. Les diría que busquen bien su ejemplo de vida. No tratar de ser un delincuente. Tienen que intentar ser buenos personas, ser alguien en la vida. Ser el mejor en lo que se propongan para conseguir algo de lo que sus familias estén orgullosos”, concluyó Rafael Márquez.

 

Contenido relacionado:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo