Político ruso propone legalizar las peleas entre hooligans

Con esta propuesta busca aplacar la actitud agresiva de los aficionados

Por AP

Un legislador ruso propuso una solución heterodoxa para frenar el problema de los hooligans de cara a la Copa del Mundo el año próximo: legalizar las peleas, de modo que sean una disciplina deportiva

Grupos organizados de hinchas rusos, muchos adiestrados en las artes marciales, protagonizaron refriegas en las calles de Marsella durante la Eurocopa que se disputó el año pasado.

Ello inspiró al legislador Igor Lebedev, quien presentó una serie de reglas para lo que describe como "draka", la expresión rusa equivalente a "pelea". ¿La idea? 20 peleadores en cada bando, sin armas, en una arena.

En un comunicado en el portal del partido nacionalista LDPR, Lebedev dijo que las reyertas organizadas "podrían aplacar la actitud agresiva de los fanáticos". También aseveró que podrían servir de "ejemplo" a los hinchas ingleses, a los que catalogó como indisciplinados que no saben pelear.

"Rusia será pionera en un nuevo deporte", dijo Lebedev, quien también aseguró que las peleas entre grupos de hinchas violentos podrían atraer a un público multitudinario. "Los fanáticos ingleses llega, por ejemplo, para provocar peleas. Ellos tendrán su respuesta y el reto se acepta. Se establece una hora para la cita en un estadio".

Algunos grupos de hinchas en Rusia ya organizan peleas ilegales con parámetros similares, típicamente reyertas masivas en localidades rurales, alejándose lo más posible de la policía.

No es la primera vez que Lebedev genera polémica con sus planteamientos sobre los hooligans. Alabó la violencia en Marsella el año pasado: "Muy bien muchachos. ¡Sigan así!", le dijo a los fanáticos rusos.

Además de sus funciones parlamentarias como segundo en la jerarquía de la Duma, Lebedev también forma parte de la directiva de la federación rusa. También mantiene vínculos desde hace tiempo con Alexander Shprygin, el líder de grupos de hinchas violentas que fue deportado de Francia el año pasado tras los incidentes en Marsella.

Pese a que promueve peleas organizadas, Lebedev insistió que el dispositivo de seguridad en Rusia asegurará que los seguidores extranjeros no correrán peligro durante el Mundial.

"Hemos adoptado todas las medidas de seguridad, estamos al día con la legislación. Ningún turista debe tener miedo de viajar a nuestro país en el verano de 2018", afirmó Lebedev.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo