“Se rebasaron los límites con los árbitros”: Miguel Ponce

El jugador del Guadalajara reconoce que los futbolistas se han excedido en el trato con los silbantes, por eso comprende el paro que hicieron

Por Cesar Huerta

El futbolista de Chivas, Miguel Ponce, reconoció la parte de culpa que tienen los jugadores. Luego del paro arbitral del pasado fin de semana, admitió que en la cancha se han “rebasado los límites”. Y eso ocasionó el castigo de un año para Pablo Aguilar y Enrique Triverio. El “Pocho” apoya a los silbantes, pero les exige una cosa: ser parejos.

“No creo que se haya perdido el respeto. Simplemente a lo mejor ya algunos rebasaron un poco lo que se tiene que hacer, encimarte al árbitro y cosas de esas… reclamos pues siempre vamos a hacerlos, porque a lo mejor no vamos a estar de acuerdo con sus decisiones, pero llegar a agredirlos, eso no”, explicó.

“La verdad es que está claro: se rebasaron los limites. Estoy de acuerdo con lo que sucedió (el paro). Así, todos vamos a dedicarnos a hacer lo que nos toca, nosotros a jugar, ellos a pitar y hacer las cosas bien. Seguramente se van a volver a equivocar, pero nada, hay que seguir, apoyarlos y mostrarles nuestro respeto”, añadió el jugador de Chivas.

Ahora, tras concluir el paro arbitral, el trabajo de los silbantes será sumamente revisado. “Seguramente. Pero errores van a cometer. Nosotros tenemos que enfocarnos en otra cosa. Tenemos que enfocarnos en hacer un buen futbol, en jugar y apoyarnos. También al árbitro mostrarle nuestro apoyo, no nada más cargarle la mano”, aseveró Miguel Ponce.

Y así como los árbitros pararon para exigir respeto, el jugador de Chivas también le pide algo a ellos. “Que sean iguales. Que marquen parejo. Algunos jugadores pueden gritarles más que otros y la verdad eso tampoco creo que es aceptable. Nada más eso, que sean parejos y así todos vamos a estar a gusto”, sentenció el “Pocho”.

 

Fue una sorpresa

Por otra parte, Miguel Ponce admitió que el paro de árbitros del fin de semana pasado fue molesto tanto para Chivas como para otros clubes. El Rebaño Sagrado ya estaba en Monterrey y se vio obligado a regresar a Guadalajara, sin jugar frente a Tigres como estaba programado.

“Nos cayó de sorpresa. Íbamos preparados para hacer un buen partido contra Tigres y a final de cuentas se decide no jugar. De cierta manera, si te incomoda porque trabajaste toda la semana para un partido. Pero bueno, estamos preparados para todo lo que pase. Sucedió así, hay que trabajar y cuando nos toque enfrentar a Tigres hacerlo de la mejor manera”, aseguró.

Finalmente, aseguró que el ritmo de equipo, actual líder del torneo, podría verse afectado. “Híjole, la verdad puede que sí nos afecte un poco. Ojalá que no porque el equipo viene bastante bien. Mañana en la copa tenemos un partido importante en el que trataremos de mostrar el ritmo que se nos venía dando. Esperemos que en la Liga tampoco nos afecte para nada”, concluyó el “Pocho” Ponce.

 

Contenido relacionado:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo