Para Alustiza, el uso de cámaras acaba con la “picardía”

El delantero del Atlas asegura que un gol con la mano o un penal fingido, si no son vistos por el árbitro deben quedar así

Por Cesar Huerta

Lo que pasa en la cancha debe quedarse ahí. Al menos, eso es lo que piensa el delantero del Atlas, Matías Alustiza. Hoy, se utilizan las cámaras y todo tipo de tecnología para castigar a “tramposos”. Un gol con la mano o un penal fingido puede merecer sanción después del encuentro, si el árbitro no lo vio. Y eso al argentino naturalizado mexicano no le agrada del todo. En su opinión, eso acaba con la “picardía”.

“Yo pienso que se está perdiendo un poco la picardía del jugador hoy, con las cámaras y todo. Le pasó a Boselli que hizo un gol con la mano y lo suspenden. Si el árbitro no lo ve, ya está. Obviamente está mal, pero Maradona hizo un gol en el Mundial con la mano y salieron campeones del mundo. Obviamente está mal, no te estoy diciendo que esté bien, pero cuando el árbitro se equivoca y te marca un penal que te hace perder tres puntos… ya está, se confundió”, explicó.

“Entonces eso también es una picardía del jugador. A veces un penal, un fuera de juego que no lo cobran o muchas cosas que pueden pasar en un partido. Pero hoy con las cámaras, ya se perdió eso. Le paso a (Carlos) Fierro en un Chivas-Pachuca. Un penal que no fue, Chivas hizo el gol, se llevó los tres puntos y luego lo suspendieron a Fierro, ¿pero por qué? Ya está. Si el árbitro en ese momento decidió que fue penal, fue penal y no hay vuelta atrás. Pero bueno, hoy con las cámaras y todo, se hace mucho más difícil”, añadió el atacante rojinegro.

 

Respeto ante todo

Además del uso de la tecnología, este jueves, Matías Alustiza ha hablado sobre el trato con los árbitros. No está de acuerdo con las agresiones que provocaron el paro de silbantes hace unas semanas. Pide respeto por encima de todo. De ambas partes. Así se evitarán problemas.

“Creo que el respeto ante todo, tanto de nosotros a los árbitros como de ellos a nosotros. A veces sentado en tu casa o en la tribuna, dices 'por qué hizo esto o lo otro', pero el jugador a veces tiene las pulsaciones a mil, igual que los árbitros. Nos equivocamos, está mal lo que pasó, ojalá no vuelva a suceder y que el futbol mexicano mejore porque fue muy triste suspender una fecha por eso. Si fue necesario para los árbitros, entonces me parece bárbaro. Pero dios quiera que no vuelva a suceder”, aseguró.

Le ha tocado vivir la desesperación por culpa del arbitraje. Pero asegura que la calma debe mantenerse. “Si a veces me ha pasado. Es difícil. Uno esta con las pulsaciones a mil, una jugada que te agarra rápido, no te cobran, el árbitro te dice algo y te vuelves loco, pero no para llegar a eso. Tiene que existir el respeto y seguramente eso ya no va a suceder”, sentenció Matías Alustiza.

 

Revela que jugó infiltrado

Por otra parte, el delantero del Atlas, Matías Alustiza, reveló este jueves que los primeros seis partidos del Torneo Clausura 2017 los jugó lastimado. Tuvo que infiltrarse el tobillo para soportar el dolor. Después de eso fue a la banca. Respondió con goles entrando de cambio y ahora ha recuperado su lugar.

“Obviamente muchos no saben lo que tuve que pasar. No es una excusa porque no me gusta meter excusas. A algunos les gusto y a otros no, pero les digo que seguiré trabajando y daré todo por Atlas hasta el último momento que me toque estar acá. Hace varios partidos que ya juego sin infiltrarme. A veces aparece el dolor, pero me dijo el doctor que es normal”, detalló.

“Si lo hice fue primero porque tenía muchas ganas de jugar. Segundo porque la lesión no iba ser más grave, lo hablamos con el doctor. Si lo hice es porque estábamos seguros, era en el tobillo, no era una zona que se desgarrara y se hiciera más grave. Por eso lo hacía, tenía muchas ganas. Desde el primer partido hasta la fecha seis. Hoy ya no lo necesito, trabajo a la par y trato de aportar todo lo que pueda”, agregó el Alustiza.

Le llovieron críticas por su gris desempeño de las primeras fechas. Pero le resta importancia. “La gente puede hablar, lamentablemente no a todos les puedo caer bien. No saben lo que pasa y no le puedo explicar a cada uno lo que vivo. Es así, la gente te juzga lo que haces en la cancha, no les interesa si me infiltro o no. Siempre quieren lo mejor y trato de hacer lo mejor por Atlas. A veces me tocó estar en banca, a veces jugar, pero siempre trate de estar al 100 para cuando el 'Profe' (José Guadalupe Cruz) me necesite”, concluyó.

 

Lo más visto de Publimetro:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo