En emotivo encuentro, Chapecoense vence al Atlético Nacional

El equipo brasileño tomó ventaja en la ida de la Recopa Sudamericana

Por AP
AP
En emotivo encuentro, Chapecoense vence al Atlético Nacional

En un emotivo encuentro, después de perder en noviembre a casi todo su plantel en un accidente aéreo, Chapecoense se impuso el martes 2-1 al Atlético Nacional de Colombia, en la ida de la final de la Recopa Sudamericana.

Este trofeo es disputado entre el campeón de la prestigiosa Copa Libertadores, conquistada por Atlético Nacional en 2016, y el monarca de la Copa Sudamericana, que es Chapecoense a petición del propio club colombiano. Ambos equipos iban a enfrentarse en la ida de la final de la Copa Sudamericana, cuando el avión que transportaba Chapecoense rumbo a Medellín se estrelló contra un cerro. Murieron 71 de los 77 ocupantes del avión, incluidos 19 integrantes del equipo.

Los sobrevivientes del avionazo Follmann, Alan Ruschel, y Neto estuvieron presentes en el estadio|AP

Y en Chapecó, ciudad de unos 200 mil habitantes en el sur de Brasil, se preparó una serie de homenajes para Colombia, Medellín y Atlético Nacional por sus gestos solidarios. Dichas manifestaciones continuaron durante el encuentro del martes, dentro y fuera de la Arena Condá, que tiene capacidad para 22 mil espectadores.

Para muchos fanáticos en esta localidad cercana a la frontera con Argentina, la Recopa tenía menos importancia en comparación con la oportunidad de disputar una final que la tragedia les negó a ambos clubes hace poco más de cuatro meses.

El conjunto local abrió el marcador a los 23 minutos, cuando el zaguero Reinaldo convirtió un penal. Lo cobró a la derecha, engañando al arquero Franco Armani.

Atlético Nacional empató a los 58’, con un cañonazo del volante Macnelly Torres desde fuera del área. El guardameta Arthur alcanzó a manotear el balón, que sin embargo terminó incrustándose en el ángulo superior izquierdo.

El público aplaudió el tanto de los visitantes.

AP

A los 71 minutos, número que coincide con el número de muertos que dejó el accidente, el público continuó con una tradición implementada desde entonces. Innumerables espectadores encendieron sus celulares y comenzaron a corear “Vamos, vamos, Chape”.

Y dos minutos después, el zaguero Luiz Otavio remató de cabeza en un saque de esquina para darle la victoria a Chapecoense.

El encuentro de vuelta se realizará el 10 de mayo, en el estadio Atanasio Girardot de Medellín.

Dentro del estadio, los alcaldes de Chapecó y Medellín se abrazaron, en lo que fue descrito por los organizadores como una “muestra de gratitud” a los visitantes colombianos.

AP

El alcalde de Chapecó, Luciano Buligon, vistió una camiseta de Nacional. Al borde del llanto, dijo al público: “Chapecoense y Atlético Nacional serán hermanos por siempre”.

Federico Gutiérrez, su colega de Medellín, se mostró emocionado también en su discurso.

“Chapecó es ahora mi casa. Brasil es mi casa. La fraternidad ha nacido a partir de esta gran tragedia”, comentó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo