Padre del conductor del BMW fue dueño del Pachuca y promotor de boxeo

Una de las peleas que promovió fue de Julio César Chávez

Por Publisport
Cuartoscuro
Padre del conductor del BMW fue dueño del Pachuca y promotor de boxeo

Carlos Villuendas Adame, conductor del BMW que se estrelló en Reforma y en el que fallecieron cuatro personas, es hijo de José Luis Villuendas Álvarez quien fuera dueño del Club Pachuca antes de la era de Jesús Martínez.

Según información de RadioFormula, Villuendas Álvarez se hizo del equipo durante el sexenio del ex gobernador Adolfo Lugo Verduzco, después de que el club se convirtiera en una carga para la administración, por lo que le fueron entregadas el 100% de las acciones.

“Al tomar posesión de la presidencia del Pachuca (2 de mayo de 1990), José Luis Villuendas encabezó la Promotora Internacional de Espectáculo y Cultura (PRINCE) y designó un proyecto importante para reanimar la economía de la institución. Estableció un Club Popular con 15 mil accionistas, y organizó las fuerzas básicas y el equipo filial de tercera división”, se puede encontrar en el libro ‘Club de Futbol Pachuca, 102 años de historia y estadística, de Jorge Gómez Guzmán.

El ex comandante de la Policía Judicial capitalina fue el encargado de gestionar la construcción de un nuevo estadio y estuvo cerca de conseguir el ascenso a la Primera División; sin embargo, perdió en la final ante el Atlante en la temporada 1990-91.En enero de 1993 anunció la venta del club.

Además, del futbol también estuvo relacionado con el boxeo, como promotor, según informa el diario Crónica.

En septiembre de 1989, organizó la pelea por el campeonato mundial de peso pluma de la FIB entre Jorge Maromero Páez y el argentino José Mario López.

Y en diciembre de se mis año montó el combate de campeonato mundial de peso superligero, en el Palacio de los Deportes, en el que Julio César Chávez defendió su título mundial ante el argentino Alberto Cortés.

José Luis Villuendas estuvo a mediados de los ochenta al frente de la octava comandancia de la Policía Judicial capitalina, ahí fue ligado a delitos de tortura extorsión y abuso de autoridad. Y en el 2002 fue acusado de ‘falsedad de declaraciones’ y enviado a prisión por declarar a favor de María de Jesús Mendel Díaz, en el caso de una entrega de cheques que jamás existieron.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo