Los Cardenales caen ante los Cachorros tras “desaparición” de la pelota

Chicago remontó el marcador después de esa inusual jugada

Por AP
Yadier Molina al momento de darse cuenta dónde quedó la pelota|Getty Images
Los Cardenales caen ante los Cachorros tras “desaparición” de la pelota

A Yadier Molina no le quedó más remedio que echarse a reír, tal como hacían todos en el Busch Stadium, ante la imagen cómica. De algún modo, una pelota se quedó adherida a su peto, y el boricua fue el último en enterarse.

Pero el receptor de los Cardenales no encontró tan divertidas las sospechas que generó la situación. Algunos periodistas le preguntaron si la pelota tenía una sustancia extraña y si por eso se quedó pegada.

“¿Le puse algo a mi peto para que se pegara? Ésa es una pregunta tonta”, sentenció.

Independientemente del motivo, la escena llamó la atención, y fue la clave para que los Cachorros de Chicago derrotaran el jueves 6-4 a San Luis.

Los Cardenales ganaban 4-2 en el séptimo inning. Pero como dice el adagio beisbolero, la séptima entrada suele deparar caprichos de la suerte.

El emergente Matt Szczur inició las acciones ponchándose en un lanzamiento de Brett Cecil que pegó en la tierra. La pelota rebotó a la pechera de Molina, donde se quedó adherida.

“No sé si utilizan Velcro en los petos y si la pelota era de felpa”, comentó el manager de los Cachorros, Joe Maddon. “Definitivamente se quedó pegada a su pecho como si tuviera Velcro”.

Y mientras Molina buscaba desesperado a dónde se había ido la esférica, Sczur llegó a primera.

“Simplemente comencé a correr”, relató Szczur. “El coach de primera fue quien me dijo que la pelota se le había quedado pegada a la panza. Yo pensé, ‘¿qué?"”

El receptor galardonado con el Guante de Oro siguió buscando la pelota y cuando la encontró, esbozó una sonrisa irónica, mientras el público reía y comentaba la jugada.

¿Quién había atestiguado algo así?

“Yo nunca lo había visto”, dijo el manager de los Cardenales, Mike Matheny. “No tengo idea de qué ocurrió ahí”.

A veces, los receptores utilizan resina de pino en algún lugar del uniforme, normalmente en las espinilleras, con el fin de mejorar el agarre. Molina está seguro de algo.

“Esa jugada cambió todo”, dijo. “Si sacamos ese primer out, todo cambia”.

Una vez que Szczur se embasó mediante lo que fue marcado como un wild pitch, los Cardenales perdieron el control del juego.

Después de un boleto, Kyle Schwarber pegó un jonrón de tres carreras que significó la ventaja. Chicago rayó otra vez en el inning frente a Cecil (0-1).

Los Cachorros, campeones de la última Serie Mundial, ganaron dos encuentros en fila, luego de caer ante San Luis en el encuentro inaugural de la campaña.

John Lackey (1-0) resolvió con eficacia seis innings ante su antiguo equipo. El nuevo cerrador de los Cachorros, Wade Davis, se acreditó su segundo salvamento.

Por los Cachorros, el puertorriqueño Javier Báez de 1-0. El venezolano Miguel Montero de 4-0.

Por los Cardenales, el puertorriqueño Molina de2-0 con una anotada y dos producidas. El cubano Aledmys Díaz de 1-0.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo