Aficionados acampan en el Estadio Chivas por un boleto

Desde la noche del domingo hay seguidores y este lunes ya eran más de 200 en espera de comprar una entrada para la Final contra Tigres

Por Cesar Huerta

Cientos de aficionados acudieron al Estadio Chivas para acampar en busca de un boleto para la Final. El próximo domingo, Guadalajara y Tigres definirán al campeón del Torneo Clausura 2017. Y los las entradas para ese encuentro son sumamente cotizadas. Por eso, a los seguidores no les importa pasar la noche en la calle.

Incluso, hay personas que pasaron ya la noche del domingo ahí, después del partido de Semifinales contra Toluca. De inmediato montaron su casa de campaña y empezó la larga espera, que culminará este martes, cuando comience la venta de entradas para poseedores de Chivabono.

“La ilusión es porque afortunadamente tenemos una Final después de 11 años. Últimamente Chivas no nos había dado ese tipo de alegrías y por eso nos nació quedarnos acá. Nos quedamos desde que se acabó el partido (semifinal contra Toluca). Ya venía preparado por si Chivas pasaba a la Final, con la casa de campaña para quedarnos”, explicó Hugo, uno de los primeros en la fila.

Junto a él se encontraba Fabián. Viajó desde Aguascalientes. Dejó el negocio por unos días para conseguir los boletos. “En cuanto los tenga, me regreso para seguir trabajando. Y ya el domingo vengo a ver al Guadalajara campeón, si Dios quiere”, aseguró el aficionado al tiempo que besaba el escudo de su camiseta rojiblanca.

A un lado de ellos, una cobija sujeta de la alambrada sirvió como techo para pasar la noche. La casa de campaña era improvisada. La ilusión, no. “Cualquier cosa vale la pena por ver a nuestras Chivas levantar la 12. Está difícil Tigres, pero se puede”, aseguró Román.

 

Hubo quejas

Hasta la tarde de este lunes, se habían repartido más de 200 fichas entre los aficionados. Así, se asegura guardar el orden en que llegaron para cuando se abra la taquilla. Pero muchos de ellos, tuvieron quejas. Algunos aseguraron que muchos de los primeros en la fila eran revendedores.

Otros seguidores lamentaron que la directiva vendiera solo un boleto por cada Chivabono y no dos, como ocurrió en las series anteriores frente a Toluca y Atlas. Al final, a pesar de eso, los aficionados siguieron ahí. No importó tener que soportar los 35 grados centígrados. Tampoco el pasar hasta dos noches ahí. Todo sacrificio es válido, con tal de conseguir un boleto para el Chivas-Tigres del domingo.

 

Contenido relacionado:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo