Se acabó la novela: James Rodríguez va a Alemania para volver a ser feliz

El colombiano pasó de ser titular en el Real Madrid a calentar la banca

Por Publisport

Por Román Gómez

Saliendo el sol en el nuevo continente, las noticias que llegaron desde Europa tomaron por sorpresa a propios y extraños. La novela con más sintonía de las últimas semanas llegó a un final feliz.

El cucuteño llegó al Real Madrid para vivir el sueño de niño. El talento que derrochó en el Mundial de Brasil fue la llave que le abrió las puertas del Santiago Bernabéu.

Florentino Pérez pagó 80 millones de euros al Mónaco para hacerse con la joya del campeonato del mundo. Más de 45 mil  espectadores colmaron las graderías para darle la bienvenida al ‘10’.

El comienzo fue paulatino. La presión sobre los hombros de James en los primeros encuentros fue difícil de soportar. Un gol ante el Atlético de Madrid en la Supercopa de España, el 19 de agosto de 2014, le dio la fe que necesitaba.

A su talento, se sumó la confianza del entrenador Carlo Ancelotti. Así, el colombiano se transformó en un pilar del Madrid. Rápidamente, forjó una amistad con Cristiano Ronaldo y se transformó en el mejor asistente del portugués, durante una racha merengue que obtuvo 22 victorias consecutivas, quedando a dos del récord mundial de triunfos y alcanzando levantar el Mundial de Clubes durante la seguidilla.

James completó una primera temporada con 18 goles y 15 asistencias, en una campaña que terminó deshilachada sin ningún título para el Madrid, lo que derivó en la salida del italiano.

Su reemplazo fue Rafael Benítez, un antagonista que no consintió al colombiano. El español transformó la fisonomía del equipo, buscando un conjunto más trabajador, con más garra y poca fantasía; ahí James no tenía cabida.

La estadía de Benítez en el club merengue fue efímera. Tras seis meses envuelto en críticas, el 4 de enero de 2016 el entrenador fue despedido y su remplazo sería Zinedine Zidane.

El francés, futbolista de galera y bastón en sus años mozos, declaró que le daría continuidad a los jugadores con las características del colombiano. Pero una derrota inesperada en el Santiago Bernabéu ante el rival de patio, Atlético de Madrid, estremeció las convicciones de Zidane. A partir de allí, James salió del equipo y entró el brasileño Casemiro, para no salir más.

En cada rueda de prensa, la pregunta reiterada era ¿por qué no juega James? Las justificaciones de ‘Zizzou’ no convencían y cada vez parecían más incoherentes.

La tercera temporada de James Rodríguez en el equipo merengue fue un calvario. El colombiano estuvo a punto de tirar la toalla en diciembre, momento en el que comenzaron los rumores de su partida. Cansado, aunque aclamado por la tribuna, Rodríguez se despidió en cancha ante el Sevilla, buscando nuevos horizontes, que ahora son claros: el Bayern Munich.

El panorama de Rodríguez en el Bayern, ¿sí sería titular?

El colombiano no la tendrá fácil. James Rodríguez aceptó un nuevo desafío. Dejar Real Madrid, el equipo de sus amores, no fue fácil. Sin embargo, marcharse al Bayern Múnich no significa que ahora la vida será color de rosa para el colombiano.

El equipo bávaro está a la altura del Madrid, en cuanto a lo económico y lo deportivo. Por eso, para el colombiano hacer pie en el pentacampeón alemán no será tan sencillo. El conjunto germano tiene un equipo consolidado, en el que James deberá sudar la gota gorda para hacerse con la titularidad.

En la temporada anterior, en la que el Bayern consiguió el quinto título consecutivo de la Bundesliga, el equipo de Carlo Ancelotti jugó con tres volantes y tres delanteros, aunque a veces el esquema era 4-2-3-1. En ambos sistemas, James tendrá que luchar con un solo jugador para ser titular indiscutido: Thiago Alcántara.

Los otros dos volantes no son rivales del colombiano, ya que Xabi Alonso, que era el más defensivo, se retiró y será reemplazado por otro similar. Mientras que Arturo Vidal es el centrocampista mixto, que ofrece sacrificio en defensa y se transforma en delantero centro.

Ante ese panorama, Alcántara es el objetivo del colombiano. El catalán es el que arma el juego en los bávaros y lo hace muy bien. Puede jugar de enganche, como a James le gusta, o de interior, como Ancelotti usó al colombiano en el Madrid. Así, James no la tendrá fácil.

Bajo qué condiciones llega James Rodríguez al Bayern Munich

• James va cedido hasta el 30 de junio de 2019 y tiene una opción de compra.

• No hay obligación de comprarlo, esto quiere decir que si el Bayern Munich no está conforme con el rendimiento o considera que las condiciones no son adecuadas, no compra al colombiano.

• El club español no le pagará nada a James en los próximos dos años, aunque muchas veces hay obligaciones económicas con los jugadores que se ceden, en esta oportunidad todos los gastos correrán por cuenta del Bayern: de 8,2 millones de euros brutos por temporada.

• No se aplicará la cláusula de miedo, que se aplica para que un jugador prestado no juegue en contra del club dueño de sus derechos federativos, a menos que se pague una cantidad de dinero. Desde 2015, la UEFA se pronunció en contra de este tipo de condiciones y esto quiere decir que en caso de enfrentarse al Madrid, podría verse al colombiano enfrentando a ‘los merengues’.

• Si no se da la compra, James tendría un año más de contrato con el Real Madrid y tendría que volver a presentarse al club de la capital española.

• En caso de que el Bayern obtenga títulos y logros en las temporadas en las que esté Rodríguez en su plantilla, tendrá que pagar más al Madrid.

• Aunque se había hablado de una condición para que el cucuteño tenga el número 10 en el club en el que juegue, hasta el momento no se ha conocido ningún detalle sobre este tema. Arjen Robben tiene esa camiseta y podría darse un cambio si se va Douglas Costa, quien tiene la 11.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo