ENTREVISTA: “Tenemos que estar a la altura”, Tania Morales

Es la capitana de Chivas, porta el número 10 y habla en exclusiva con Publimetro sobre la responsabilidad de ser la guía del plantel en la Liga MX femenil

Por Cesar Huerta

La experiencia no se mide en años, sino en el camino recorrido. Es ahí donde se adquiere el aprendizaje que posteriormente toca transmitir. Tania Morales ha “picado piedra” durante mucho tiempo en el futbol. Conoce lo que es vestir la camiseta de la Selección mexicana. Y hoy, tiene una misión importante: ser la guía de Chivas en la histórica primera temporada profesional de la Liga MX femenil.

No es poca su responsabilidad: porta el número 10 y el gafete de capitán. Con 30 años, es joven para la vida y en el futbol cuenta con un andar suficiente para que se le considere referente. Sus compañeras de menor edad se acercan siempre para pedir un consejo. A ella le toca la nada sencilla labor de orientar. De hacerle ver al resto del plantel lo que significa jugar para el Club Deportivo Guadalajara.

La práctica terminó, cuando Tania Morales toma asiento. Atiende una charla exclusiva con Publimetro. A sólo unos días de que inicie la Liga MX, expresa su emoción, reconoce lo mucho que sirvió el fracaso de la Copa MX, revela que ha costado trabajo hacer entender a las más jóvenes el compromiso de portar ese escudo… Y sentencia: “Tenemos que estar a la altura”.

A tan poco tiempo de que arranque la histórica primera temporada de la Liga femenil profesional, ¿cuál es la sensación que te invade?

— Alegría, entusiasmo, emoción. La verdad es un sueño hecho realidad para todas nosotras. Por fin, después de tantos años y tanta espera, tenemos una Liga profesional en nuestro país.

Te tocó “picar piedra” durante mucho tiempo, ¿hoy qué sientes al ver este sueño hecho realidad?

— Primero, mucha emoción porque ya tienes una plataforma donde puedes ser vista. Antes era muy complicado que visores de selecciones nacionales pudieran ver en todos los estados. Había rincones donde de plano no llegaban. Ahora con esta Liga y los clubes, será mucho más fácil captar todo ese talento. Será una plataforma muy grande para todas nosotras. Es mucho más fácil acercarte a un club, intentar entrar y de ahí toda la vitrina para llegar a selecciones nacionales.

¿Cómo se carga la responsabilidad no sólo de portar la camiseta de Chivas, sino saber que al ser la más experimentada del plantel, te tocará ser guía de tus compañeras?

— Definitivamente lo veo como una responsabilidad, pero también es un reto para mí. Me gustan los retos. Es mucho más grande la responsabilidad no sólo de portar este escudo y defender estos colores, sino de que debo ser la que guía y orienta toda esa energía, toda esa euforia que traen las chavas más pequeñas. Debo tratar de orientas y guiar para llegar a un mismo objetivo.

Son generaciones diferentes porque aquí tienes a niñas incluso de 16 o 17 años. ¿Cómo es la convivencia con jovencitas que son tan distintas a ti?

— Soy honesta: no me ha sido tan complicado, porque creo ser o me considero una persona de alma de niña, de alma joven. Definitivamente, siempre en el vestidor o en el camión de un viaje, busco más mi espacio, pero ellas lo han sabido respetar. Yo lo he sabido encontrar también. Pero fuera de eso, la dinámica del equipo y la armonía entre ellas y yo se ha dado de manera natural. Creo que de alguna manera ellas sí me ven como un referente, se acercan, preguntan y yo siempre en la medida de mis posibilidades, estoy para tratar de ayudarlas. Ha sido algo natural, se ha dado muy fácil.

En México el futbol se ve como terreno de hombres, ¿te ha costado trabajo enfrentarte al machismo de nuestra sociedad?

— He sido afortunada en ese sentido. Mi papá jugó futbol y lo traigo en la sangre. En mi casa se vive futbol todos los días, entonces se me ha dado de forma muy natural porque mi gente más cercana sabe que mi vida es el futbol. En realidad, no me ha costado trabajo, no he tenido contratiempos, siempre se me apoyó en todo. Seguramente no faltaba (algún insulto fuera de casa), pero cuando uno es feliz, tiene apoyo y aceptación de tu familia, en realidad llegan a ser cosas insignificantes.

En lo futbolístico, el Guadalajara carga con una exigencia muy fuerte. Su pasado obliga a buscar siempre lo más alto y en las mujeres no será la excepción. ¿Cómo se lleva ese peso?

— Es la parte en la que nos ha costado más trabajo. Llevo mucha comunicación con el cuerpo técnico, por lo mismo. Nos ha costado hacer entender a la jugadora joven la responsabilidad que es portar este escudo. La responsabilidad que es defender esta playera y el compromiso de estar siempre en lo más alto. Es en lo que hemos tratado de trabajar más. Debemos hacerles entender a ellas que debemos estar en lo más alto, que no hay otra opción.

Eres rojiblanca desde niña. ¿Te imaginaste que alguna vez habría una Liga profesional en México y tendrías la oportunidad de ponerte la camiseta de Chivas?

— Yo inicié mi carrera en colegio y después Chivas, que no era algo profesional, pero le agarré mucho cariño a los colores. El equipo era muy sólido y se defendía la camisa a capa y espada. Así me acostumbré, así lo he hecho siempre. Y ahora definitivamente la sensación es diferente, es mucho más linda la responsabilidad, el compromiso.

Como integrante del Guadalajara, ¿qué significa abrir el histórico primer torneo profesional precisamente contra el Atlas, el próximo sábado, en un Clásico Tapatío?

— Es un panorama inmejorable. Es la motivación, la euforia. El espectáculo será muy lindo realmente y esperamos sacar un buen resultado.

En la primera experiencia, durante la pasada Copa MX, Chivas dejó muchos dudas. Después de una pretemporada buena y siendo realista, ¿cómo ves al equipo?

— El torneo de Copa fue un buen parámetro para nosotras. Nos dimos cuenta que hacía falta mucho trabajo y fue muy a tiempo. Se ha trabajado muy duro, ha habido una evolución real del equipo. Hay un compromiso muy grande de todos, jugadoras y cuerpo técnico, de que realmente debemos poner el nombre de Chivas en lo más alto. Nos va a costar, pero estamos para pelear.

Hay otros equipos femeniles que ya demostraron ser muy fuertes, ¿Guadalajara puede estar a la altura?

— Tenemos que estar a la altura y definitivamente hay con qué. Simplemente hay que seguir trabajando todos los días.

 

Lo más visto de Publimetro:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo