Ángel María Villar y su hijo salen de prisión tras pagar fianza

Están acusados de cargos de administración desleal, apropiación indebida, corrupción y falsificación de documentos

Por AP

El ex presidente de la federación española de futbol, Ángel María Villar, salió de prisión el martes después de pagar la fianza que un juez le impuso en un caso por corrupción.

Villar y su hijo Gorka, también imputado en el caso que sacudió a la federación, saldaron las fianzas de 300 mil y 150 mil euros, respectivamente, para abandonar la cárcel donde estuvieron casi dos semanas.

El juez Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional, originalmente dictó prisión incondicional contra los Villar y el vicepresidente de la federación, Juan Padrón, aunque el lunes cambió de parecer y les otorgó la posibilidad de salir bajo fianza. El juez consideró que los imputados no pueden influir sobre los testigos ni tampoco representan un riesgo de fuga.

El juez confiscó sus pasaportes y les ordenó presentarse semanalmente a la corte y proporcionar números telefónicos para contactarlos a todas horas.

A un cuarto sospechoso, Ramón Hernández, secretario de la Federación Regional de Futbol de Tenerife, de antemano le había sido otorgada una fianza de 100 mil, que ya pagó.

Los dirigentes están acusados de cargos de administración desleal, apropiación indebida, corrupción y falsificación de documentos. Gorka Villar se desempeñó hasta el año pasado como asesor legal y mano derecha de tres expresidentes de la Conmebol que están imputados de corrupción por las autoridades de Estados Unidos.

Villar, que desde 1988 presidió la federación española de futbol, fue suspendido del cargo por un año la semana pasada por la máxima autoridad del deporte en España, el Consejo Superior de Deportes (CSD). También renunció a las vicepresidencias de la FIFA y la UEFA.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo