En dos años despertamos al gigante: Matías Almeyda

Se cumplieron 24 meses de la llegada del técnico argentino a la ciudad de Guadalajara y se siente satisfecho con lo ganado hasta hoy

Por Cesar Huerta
Almeyda llegó a la ciudad de Guadalajara el 13 de septiembre de 2015. | MEXSPORT
En dos años despertamos al gigante: Matías Almeyda

Chivas era un equipo que agonizaba. Estaba metido en serios problemas de descenso. El domingo 13 de septiembre de 2015, Matías Almeyda llegó al Aeropuerto Internacional de Guadalajara. Cero reflectores. En Verde Valle, José Manuel de la Torre todavía entrenaba con el equipo. Pero el “Pelado” venía para quedarse.

La suerte del “Chepo” de la Torre estaba echada. Fue despedido horas después. Almeyda se convertiría en nuevo técnico del Guadalajara. Fue hasta el viernes 18 cuando se presentó oficialmente. Ahí prometió despertar al gigante. Un día después, debutó en la Liga MX con un triunfo como visitante sobre el Querétaro. Este miércoles, se cumplieron dos años de su llegada a la ciudad.

“Lo hemos conseguido. Hemos ganado cuatro títulos en dos años y llegado a seis Finales. Hemos sido creíbles de palabra, pero con los resultados también. Recuerdo el día que me presenté en el estadio y dije que venía a despertar un gigante: en dos años lo despertamos”, señaló este miércoles el técnico argentino.

“Desde que llegué he tratado de ser honesto y sincero con el dueño. Trabajamos mucho. Hemos recibido apoyo de Jorge, sobre todo en un momento que pasamos ocho fechas sin ganar y la voz era fuerte para que me sacaran. Él soportó, el tiempo le dio la razón por que aguantó. Hay un gran trabajo de conjunto. Yo no hablo constantemente con Jorge, pero cuando hablo siento su apoyo. He aprendido mucho a lado suyo y ojalá sigamos por mucho tiempo”, aseguró.

 

Inicio complicado

Matías Almeyda recordó el inicio de su historia como rojiblanco. No fue fácil. Fue severamente cuestionado. “Era algo nuevo, algo difícil, sabiendo ante todo la historia de este club. Siempre dije que fui muy criticado cuando llegué, de la manera en que llegué, porque realmente no era conocido en el futbol mexicano. Lo acepto y está bien que fuera así. Después, vine con muchísima ilusión de ganar cosas. Me crié en un club grande (River Plate) y mi sentimiento hacia el triunfo siempre es bastante especial. Hemos ido consiguiendo cosas. Esto también nos permite seguir soñando y querer más. No nos podemos conformar con lo que hemos logrado, sino que somos ambiciosos y queremos seguir por más”, concluyó el entrenador de Chivas.

 

Contenido relacionado:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo