Oswaldo Alanís viajó con Chivas a Cancún, pero no ha firmado

A la historia del defensor central todavía le quedan capítulos por escribir, pues el conflicto con la directiva aún no se soluciona

Por Cesar Huerta

Ya se encuentra nuevamente con el equipo. Oswaldo Alanís se integró este martes al plantel de Chivas y viajó junto a sus compañeros a Cancún. Ahí, realizará con el resto del plantel la segunda etapa de la pretemporada. La semana pasada, fue relegado a entrenar con la Segunda División, debido a la disputa que mantiene con la directiva.

Pero el problema aún no se soluciona. La historia está lejos de llegar a su fin. Este martes, el defensor central arribó al Aeropuerto Internacional Miguel Hidalgo todavía con dudas en la mente. La directiva cedió a tenerlo con el primer equipo, para disminuir las críticas que le generó la decisión de separarlo.

El propio zaguero ha optado por la cautela. Al llegar a la terminal aérea, evitó detenerse a emitir declaraciones ante los medios de comunicación. Apenas dijo algunas palabras para disculparse por ello. “Nada más que se resuelva, en estos dos o tres días y ya puedo hablar bien con la prensa. Con gusto les diré, pero no quiero especular”, señaló, mientras avanzaba por los pasillos.

Enseguida, antes de ingresar al aeropuerto, alguien le cuestionó su había accedido a renovar su contrato con Chivas. “Todavía no. Tengo seis meses”, se limitó a responder. Así, aclaró la situación: aún no ha firmado con el Rebaño Sagrado. Viajó con el equipo, pero las negociaciones continuarán. Si se queda a terminar el convenio, sin renovar, probablemente jugará poco. La otra opción es buscar un club en el extranjero.

 

 

Efusivo recibimiento

Ya dentro del aeropuerto, Oswaldo Alanís se dirigió al mostrador para documentar. A un costado, Rodolfo Pizarro lo observaba. Cuando el central se acercó, su compañero comenzó a aplaudirle, en señal de júbilo por verlo nuevamente integrado al plantel. Se dieron un fuerte abrazo. Fue el primero que lo recibió de vuelta en el conjunto rojiblanco.

Intercambiaron algunas palabras. Sonrieron. Y después, se fueron juntos para abordar el avión que llevó al plantel de Chivas a Cancún. Ahí, el cuadro tapatío trabajará hasta el próximo sábado, cuando romperá filas nuevamente para que los jugadores puedan celebrar año nuevo con sus familias.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo