“El machismo sí se va diluyendo, pero falta mucho”: Brenda Viramontes

Este jueves será Día Internacional de la Mujer y la delantera de Chivas habló con Publimetro sobre su recorrido en un terreno que era considerado de hombres

Por Cesar Huerta

El mundo vive tiempos en que la igualdad no es sólo una exigencia, sino una necesidad. Es el Día Internacional de la Mujer el momento ideal para recordar algo que tendría que estar presente todo el tiempo. En ese contexto, la delantera de Chivas, Brenda Viramontes, platica sobre las dificultades que implica el incursionar en un ámbito que hasta hace algunos años, en México se veía como exclusivo de los hombres.

Ha terminado el entrenamiento en San Rafael, cuando la 9 del Rebaño Sagrado se sienta en un equipal para charlar con Publimetro. Recuerda la discriminación que han superado las mujeres para jugar futbol. Reconoce el aporte de la Liga MX Femenil a una sociedad que persigue la equidad de género. Celebra la existencia de movimientos como #MeToo. Y sentencia: “El machismo sí se va diluyendo, pero falta mucho”.

 

¿Qué representa para ti el ser mujer en un terreno como el futbol, que históricamente se había considerado como exclusivo de los hombres?

— Representa un gran triunfo, no solamente para mí, sino para las jugadoras que “picaron piedra” desde hace mucho tiempo. Esto ya rindió frutos y el significado es muy grande. Para las mujeres, al jugar futbol el día de hoy ya no te pueden decir “es sólo para niños”. Para las pequeñas que vienen desde abajo ya va a ser un camino muchísimo más fácil. Ser mujer hoy en el futbol ya es mucho más fácil y eso significa un gran logro.

 

En tiempos donde se necesita y se exige la igualdad de género, ¿qué tan lejana ves esa equidad en el futbol?

— Ya no se ve tan lejano. Ya avanzamos mucho, gracias a las mujeres y hombres que también han aportado para que esto se haga realidad. Creo que ya no estamos tan lejos. Dimos un paso muy grande al tener la Liga profesional en México. Esperamos que se abran más Ligas profesionales en el mundo, en los países que aún no se permite eso. Estamos muchísimo más cerca que antes, cuando no se tenía ni siquiera pensado que la mujer pudiera jugar futbol profesionalmente. Dimos un paso gigante para el balompié femenil.

 

¿Cuál crees que ha sido hasta hoy la mayor contribución de la Liga MX a una sociedad que persigue la igualdad de género?

— Creo que no solamente se ha aportado muchísimo en el ámbito deportivo, sino también en el social. Ya que se tome en cuenta a la mujer en un deporte que en México es tomado como de hombres, muy varonil, más en México que en otras partes, ya es un paso gigante. El futbol femenil y esta Liga han aportado mucho a la sociedad y esperemos que siga, que no solamente en esta área se desarrolle la mujer, sino también en otras que son dichas solo para hombres, que este sea un ejemplo para que se abran paso en otros ámbitos.

 

¿Alguna vez sufriste discriminación en el futbol por ser mujer y quererte involucrar en algo que se veía como sólo de hombres?

— Sí, de chica la mayoría de veces que jugábamos era con hombres y siempre nos decían “esto es para niños”. Incluso, de nuestros propios padres había la negativa de que jugáramos futbol por lo mismo que era considerado un deporte de hombres. Pero la apertura se fue dando cuando se dieron cuenta que no era solo un gusto, sino una pasión por el futbol. Se dieron cuenta que no era un deporte solo para niños, porque nos veían jugando y éramos mejores que muchos niños con los que competíamos.

 

¿Cómo les hace sentir el hecho de que el esfuerzo que ustedes han hecho probablemente servirá para que las nuevas generaciones ya no sufran de actos discriminatorios como muchas de ustedes a quienes llamaban “machorras” o de peores formas humillantes?

— Nos hace sentir muy tranquilas, porque creo que ya las que estamos un poco más grandes algo que queremos es que las nuevas generaciones vengan con un poco de más tranquilidad, que tengan muchas más puertas abiertas. Eso nos da tranquilidad y mucha emoción, porque el futbol femenil se irá desarrollando mucho mejor de lo que está ahorita, porque las niñas estarán entrenando desde pequeñas. Para nosotras es un gran logro y será un sueño ver jugar a las niñas que vienen detrás con mayores facilidades y con mucho mejor futbol.

 

¿Como integrante de esta sociedad, qué opinión te merece la campaña #MeToo y otros movimientos que denuncian el acoso sexual o violencia en contra de la mujer?

— Primero, agradecerles por todo el trabajo social que hacen, es admirable el levantar la voz en un tema tan difícil. Eso le toca también apoyarlo mucho al gobierno, que respalde ese tipo de campañas porque la mujer lo necesita y más en este terreno, que la verdad es muy difícil, no sólo por el entorno machista, sino también por la delincuencia. Ese tipo de movimientos merece nuestro respeto y apoyo, que estemos ahí al pie del cañón con las personas que lo están haciendo

 

¿Alguna vez sufriste acoso o violencia?

— Una vez solamente. La mayoría de las veces me salgo por mi carácter, soy muy fuerte en cuanto a temas de los hombres. Pero una vez sí me pasó que yo iba caminando por la calle, pasó un chavo en bicicleta y me metió la mano. Me dio una nalgada y esos e quedó muy marcado. Ahorita lo pienso y me da mucho coraje. Eso no se vale, la mujer vale mucho. Los dos sexos valen mucho, hombre y mujer, porque el que nos respetemos los unos a los otros no es cuestión de género, es cuestión de humanidad.

 

¿Cómo se puede crear consciencia de ese respeto en una cultura que está históricamente impregnada de machismo?

— Todo eso viene de la educación, se necesitan programas sociales que saquen adelante a nuestros niños con nuevas ideas. No solamente programas que se digan buenos y que lleven a nuestros niños a una educación normal. Necesitamos una educación más social y con valores. Esa educación empieza en nuestros jóvenes, ellos son lo más importante porque son el futuro y qué mejor que dejarles un país educado.

 

¿Hoy que ustedes como futbolistas son un ejemplo social para niños y niñas, cómo pueden contribuir a crear esa cultura de igualdad que tanto se necesita?

— Por ejemplo en la Asociación de Jorge Vergara vamos y hablamos de integración social. Nos encantan esos eventos, nos divertimos y nos gusta ver a los niños desarrollarse. Podemos contribuir también de una manera personal, dándoles consejos, a lo mejor en el futuro conferencias. México merece una sociedad más educada y respetuosa.

 

¿Crees que el machismo se va erradicando de a poco o eso es una mera utopía?

— Claro que sí, no solo lo creo, los hechos hablan por sí solos. Abrir la Liga MX Femenil fue un gran paso y nos habla de que el machismo sí se va diluyendo en nuestro país, pero falta mucho, falta demasiado para que este país logre tener una igualdad de género que se note. Pero sí vamos por buen camino, no se puede negar que hemos dado pasos grandes.

 

¿Con lo que se ha hecho hasta ahora en el futbol, sientes que se ha demostrado ya que la mujer puede estar a la altura del hombre en este deporte?

— No es suficiente, nos hace falta trabajar por supuesto, dar un poco más de nosotras, pero ahí vamos. La diferencia de futbol es grande, pero de las dos formas se disfruta. El futbol de mujeres es muy limpio, muy dado a luchar, a entregar todo, a morir en la cancha y el futbol de hombres es un poco más técnico, un poco más pensante, pero los dos se disfrutan. Yo disfruto tan ver a los hombres jugar como a las mujeres también.

 

Por último, Brenda, ¿qué es lo que te hace sentir más orgullosa de ser mujer?

— Creo que la mujer es vida. No solo por dar a luz a seres humanos, no sé cómo explicarlo: es un sentimiento muy grande. La mujer no sólo es vida, es amor, es pasión. La mujer es todo en uno. Basta definirlo con eso: es todo, es la vida.

 

Lo más visto de Publimetro:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo