Seis momentos polémicos de Saúl “Canelo” Álvarez

Se trata del mejor boxeador mexicano del momento, pero su carrera no estado exenta de situaciones escandalosas

Por Publisport

Difícilmente se podría cuestionar que Saúl “Canelo” Álvarez es hoy el mejor boxeador mexicano. Su calidad sobre el cuadrilátero está fuera de toda discusión, pues es considerado incluso entre los más destacados del mundo. Sin embargo, fuera del ring, su carrera también ha tenido episodios polémicos y hasta escandalosos. Este es un recuento de algunos de ellos.

 

1. Golpe a un albañil

El “Canelo” tenía apenas 17 años y era una joven promesa del boxeo mexicano cuando estuvo implicado en una pelea callejera. En mayo de 2008, Carlos Gallegos Alonso, dedicado a la albañilería, lo denunció por fracturarle la mandíbula. La averiguación previa 1689/2008, en la agencia dos de El Salto, Jalisco, asentó que el acusador alegaba haber sido agredido en un incidente vial y exigía el pago de 80 mil pesos como compensación, pues no pudo trabajar durante un año. Saúl Álvarez declaró que sólo se había defendido de tres personas. Extrañamente, las autoridades le dijeron al demandante que “no podían continuar” con la averiguación.

 

2. Pleito en la barranca

Quizá el escándalo más sonado del “Canelo” es el que ocurrió en 2011. En octubre de 2011, Álvarez se topó en la barranca de Oblatos con el también boxeador, Ulises “Archi” Solís, quien declaró que Saúl le preguntó “¿por qué andas con mi mujer?”. Y enseguida le conectó un cruzado de izquierda que le fracturó la mandíbula, además de tirarle un diente. Solís presentó una demanda por nueve millones de dólares, pero Álvarez negó las acusaciones y aseguró que fue su hermano, Juan Ramón, quien agredió al pugilista. Las autoridades nunca aclararon la presunta participación del “Canelo” en el incidente.

 

3. Incumplimiento de contrato

En mayo de 2012, Félix Zabala, promotor puertorriqueño de All Star Boxing, demandó por incumplimiento de contrato a Saúl Álvarez y Golden Boy Promotions. En septiembre de 2008, “Canelo” firmó un acuerdo para promover sus peleas por cuatro años y una renovación automática. Pero incumplió el trato al trabajar para la promotora que pertenece a Oscar de la Hoya, a partir de 2010. Es decir, de los cuatro años firmados, sólo trabajó dos para Zabala, quien exigía una compensación de 8.5 millones de dólares. Aunque un juez condenó al mexicano a que pagara, el caso aún sigue en espera de definirse.

 

4. Salida de Televisa

Durante el inicio de su carrera, Televisa fue la empresa que se encargó de llevar a Saúl Álvarez a las alturas y meterlo en la preferencia de los aficionados del box. Pero en abril de 2014, el propio pugilista anunció de forma sorpresiva su ruptura con dicha empresa. Sus combates, desde entonces, pasarían a TV Azteca. Entonces, vino la “venganza” de la televisora. A través de una de sus revistas de farándula lo acusó de ser culpable por la muerte de su sparring, Javier “Chatito” Jáuregui, ex campeón mundial de peso ligero. “Las terribles golpizas lo mataron”, escribió la publicación.

 

5. Dopaje por clembuterol

El lunes 5 de marzo de 2017 se anunció que Saúl Álvarez había dado positivo en un examen antidopaje. La sustancia encontrada en su cuerpo, en niveles bajo, fue clembuterol. Dicha prueba la hizo por voluntad propia, previo a su combate del próximo 5 de mayo, contra Gennady Golovkin. La cantidad de clembuterol encontrada corresponde con los niveles que han presentado otros atletas mexicanos por comer carne contaminada. “Soy un atleta que respeta el deporte. Esto me sorprende y molesta, pues nunca me había sucedido. Me someteré a todas las pruebas que me exijan para aclarar esta bochornosa situación”, dijo el jalisciense.

 

6. Socio de ex gobernador

No habían pasado ni 24 horas del dopaje por clembuterol cuando Saúl Álvarez se vio involucrado en otro escándalo. La Fiscalía General del Estado incautó cinco propiedades del ex gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval. Y se descubrió que en uno de ellos, el “Canelo” aparece como socio. Sabia era ya su buena relación con el ex mandatario, a quien se le señala por tener presuntos nexos con el crimen organizado. En la propiedad incautada que involucra a Álvarez funcionaba la Fundación Ríe, donde se brindaban sesione de equinoterapia a niños con capacidades diferentes. El boxeador habría aportado 1.6 millones de pesos a la fundación.

 

Lo más visto de Publimetro:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo