Las MMA sirven de aliento a José 'Pochito' Alday para superar adversidades

El peleador sonorense volverá a subir a un octágono cuando enfrente a John Castañeda en la primera función del año de Combate Américas

Por Sergio Meléndez

Con tan solo 26 años de edad, el peleador mexicano José Alday ha tenido que superar varias pruebas difíciles que la la vida le ha presentado. Una de ellas fue cuando lo deportaron de Estados Unidos por estar trabajando ilegalmente en aquel país.

El regreso no fue fácil luego de varios años en el país de las barras y las estrellas, iniciar de cero fue un verdadero reto para el también conocido como “Pochito”.

Pero en su natal Sonora descubrió una una actividad que en el futuro, le serviría como terapia para afrontar los retos personales pues se dio cuenta que era muy bueno haciéndolo.

“Las MMA siempre me llamaron la atención pero nunca me había animado a ir a entrenar hasta que regresé a México. En Sonora empecé a practicar en el Total Gym”, afirmó el peleador mexicano.

-¿Por qué tus padres decidieron cruzar a Estados Unidos?

“Nos quisieron dar una mejor vida, nos llevaron con visa de trabajo y todo. Luego estuvimos viviendo ilegalmente pero siempre trabajando bien duro, queriendo ser legal pero hasta muchos años después se logró eso”.

“Un 16 de septiembre, día de la independencia me deportaron. Estaba en el lugar incorrecto, no tenía identificaciones, los policías se dieron cuenta de que era ilegal y llamaron a migración”.

-¿Que tan duro fue volver a empezar en México?

“Fue muy difícil, no me hallaba los primeros años, fui a la escuela y todo pero no. Lo único que me ayudó todo el tiempo fueron las artes marciales mixtas, eran como una terapia. Recuerdo que no tenía nada que hacer y entré en Total Gym”.

Alday debutó de forma profesional en las MMA el 15 de febrero del 2014 con una victoria por decisión unánime ante Alayn Castellanos, y desde entonces tiene marca se 9 victorias, tres descalabros y un empate.

El “Pochito” está casado con Brianna, a quien conoció en la secundaria, y fruto de esa relación es Sebastián, su pequeño hijo de 20 meses que es su mayor inspiración ya que nació con una enfermedad llamada lisencefalia.

-¿Como peleador es difícil llevar una vida familiar?

“Este deporte (MMA) necesita mucha dedicación pero uno no ve frutos hasta que está en una empresa grande. Incluso estando en una hay que trabajar. Muchas veces entrenar toma todo el día, el entrenamiento de MMA es muy celoso y aun así se necesita hacer tiempo para estar con la familia, con mi niño, mi esposa. Yo además de ser peleador me dedico a la jardinería”.

-¿Cómo tomaron tu esposa y tú la noticia del diagnóstico de tu hijo?

“Al principio fue muy difícil pero aprendimos a no tomar esto como algo negativo. Su cerebrito no se formó bien. Para que él haga algo que un niño de su edad haría tiene que trabajar muy duro, hay que darle terapias físicas, mucho trabajo con él. Mi esposa y yo somos fuertes y hemos sabido vivir felices a pesar de esto”.

“Sé que mi  niño no va a ser normal a los ojos de los demás pero para mí es el niño perfecto, estoy muy contento con él. Tiene su página de Instagram donde tratamos de enseñarle a la gente que vivir con un niño con necesidades especiales no es algo negativo, queremos mostrar que si es posible ir al cine, salir a la calle, siempre hay buenas maneras de hacer las cosas”.

Así que Alday tiene un motivo muy importante para destacar en este mundo de las MMA y por lo pronto, este viernes 13 de abril, enfrentará a John Castañeda en la pelea estelar de Combate Américas.

“Hice la preparación perfecta para este muchacho, estoy más listo para esta pelea que para la anterior, me siento más emocionado, motivado y gracias a Combate por la oportunidad”, concluyó.

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo