Croacia elimina a Inglaterra y jugará su primera final de un Mundial

Los croatas se impusieron 2-1 a los ingleses para avanzar al último partido de Rusia 2018 donde ya los espera Francia

Por Kóstic Morozov

La noche de Luzhniki vivirá por siempre en la historia de una nación de apenas cuatro millones de habitantes. Contra todos los pronósticos, Croacia ha escrito una página memorable en su aún corto libro de vida. Venció por 2-1 a Inglaterra, en tiempo extra, para meterse así a la Final de la Copa del Mundo de Rusia 2018.

El cuadro inglés, gran favorito del mundo futbolístico, tuvo un inicio extraordinario. Kieran Trippier cobró de extraordinaria manera un tiro libre, apenas al minuto cinco, para mandar la pelota a las redes. El gol tempranero aprecía encaminar la semifinal. Los aficionados británicos celebraron cantando “Its coming home”. Todo era fiesta.

Sin embargo, el equipo dirigido por Gareth Southgate demostró durante el resto de la primera parte que no tener demasiada experiencia sí pesa. Es un cuadro joven, que careció de la inteligencia para “matar” el partido cuando el momento anímico le pertenecía.

Harry Maguire mandó un cabezazo por un costado (13’) y después la estrella Harry Kane estrello un disparo en el poste (29’), aunque la emoción fue gratuita pues el árbitro marcó fuera de lugar. La última del lapso inicial fue de Jesse Lingard, quien desde la orilla del área, de frente al arco, no pudo dar buena dirección a su impacto con parte interna del pie derecho y mandó el balón por un lado (35’). Inglaterra perdonó y eso se paga caro en el futbol.

Para la segunda parte, Croacia entendió que el pasado no sale a la cancha. Ahí, sólo se paran 11 jugadores y los suyos, son capaces de ponerse al tú por tú con  cualquiera. Sime Vrsaljko mandó el centro desde la derecha, al corazón del área. Kyle Walker no fue determinación. Ivan Perisic se le adelantó, lleno de convicción. Levantó la pierna izquierda y mandó la redonda al fondo. El partido se empató al 68’.

Y por poco le da la vuelta el propio Perisic, tres minutos después, cuando pateó de zurda, pero la redonda se estrelló en el poste. Inglaterra se salvó y su joven equipo sufría el peor momento sobre el terreno de juego. Mario Mandzukic controló de pecho y remató dentro del área, pero Pickford tapó con apuros, al ‘82. El partido se fue a tiempo extra.

En el agregado, Inglaterra tuvo su oportunidad de hacer honor a su historia como un ex campeón del mundo. Pero el cabezazo de John Stones fue sacado en la línea de gol por Sime Vrsaljko, al minuto 98. Croacia se salvó y eso se convirtió en un impulso anímico para ir por más.

Ya en el segundo tiempo extra, una desatención en defensa fue letal para Inglaterra. La zaga estuvo por completo desconcentrada cuando Ivan Perisic cabeceó hacia atrás. Nadie fue por la bola, más que el croata Mario Mandzukic, quien conectó de pierna izquierda. Remate glorioso, que terminó en las redes. Lo que nadie creía antes del partido, se volvió una realidad al 109’: Croacia se puso en ventaja.

Inglaterra ya no tuvo capacidad de reacción. Buscó ir al frente, porque era su obligación. Pero lo hizo con más deseo que futbol. Los croatas aguantaron los últimos embates. El silbatazo marcó una gesta histórica. Esa pequeña nación de apenas cuatro millones de habitantes ganó por 2-1 y va por primera vez a una Final de Copa del Mundo. El domingo buscará el título ante Francia.

MÁS DETALLES DEL PARTIDO AQUÍ

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo