Aficionado de River asistirá a la Final de la Copa Libertadores antes de su boda

Roberto Capella tendrá que salir corriendo del'Monumental' al finalizar los 90 minutos para llegar a su boda y espera que no se alargue el partido

Por Publisport

Esta tarde se vivirá una edición más del Superclásico argentino y nadie se quiere perder este partido debido a que esta en juego el campeonato de la Copa Libertadores. El estadio ‘Monumental’ no tendrá afición de Boca Juniors por lo que todos los seguidores de River quieren estar presentes en la histórica final como Roberto Capella, un aficionado de River que antes de asistir a su boda, estará desde las tribunas alentando a su equipo. 

También te puede interesar

Sergio Ramos denuncia intento de extorsión en el caso de antidoping

Roberto se comprometió hace unos meses con su novia Maria Eugenia Gómez y cuando se enteró que la final de la Copa Libertadores sería entre River y Boca organizó su boda para el sábado 24, la pareja ya tiene todo preparado; el salón, la bebida, invitaciones y por supuesto, el horario en la iglesia, sin embargo, cuando se anunció que los partidos de la final no se jugarían en miércoles como se acostumbraba, el panorama se complicó para Roberto. 

"Organizamos el casamiento desde febrero de este año. La fecha siempre estuvo sujeta a lo económico, a si llegábamos o no a costear todo. Si se nos complicaba íbamos a suspenderla para 2019. Pero a mitad de año confirmamos todo. Cuando informaron que el 24 a la tarde se jugaba el partido de vuelta lo asimilamos y supimos que no podríamos estar. Que lamentablemente íbamos a tener que mirarlo por televisión”, declaró a Infobae Argentina. 

También puedes leer

Real Madrid sufre su primera derrota con goleada incluida en la era Solari

Roberto ya estaba resignado a que no estaría en el estadio y había planeado poner una pantalla en plena fiesta para ver el partido, sin embargo, con ayuda de la familia de su novia y gracias al horario del partido, encontraron una solución para poder cumplir en sus dos compromisos, resulta que alquiló una habitación cerca del estadio y de la iglesia donde se va a casar, donde después del partido se bañará y se alistará para la boda. 

"Yo estoy muy jugado, porque el partido es a las 17. Es decir que apenas termine, pase lo que pase, tengo que empezar a correr hacia el auto para ir a bañarme y cambiarme. Si el partido no se define en los 90 minutos, ya no podré verlo. El alargue o los penales me los perderé. Si ganamos, también los festejos. El riesgo es alto pero todo esto vale la pena", concluyó Roberto. 

PUBLIMETRO TV

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo