Construcción de un estadio para Cruz Azul, único pendiente que deja Horacio de la Vega

El director de INDEPORTE se va satisfecho con su aporte al frente de la institución y deja finanzas sanas

Por Notimex

El director del Instituto del Deporte de la Ciudad de México, Horacio de la Vega, compartió que se va en paz y tranquilo, y solo siente que dejó un pendiente en su administración: no haber empezado la construcción del estadio del equipo de futbol Cruz Azul.

El expentatleta compartió en entrevista que ya recogió parte de sus pertenencias en la oficina, para dejar libre a quien llegue a dirigir el organismo que por seis años lo puso en el foco de atención.

Cuestionado sobre si dejó algo por hacer, respondió que "hay muchas cosas que se quedan a veces en el tintero, porque no alcanzó el tiempo o no hubo el recurso para realizarlo. El 95 por ciento que nos propusimos (como instituto), las realizamos".

Mencionó que "me hubiera gustado arrancar junto con Guillermo Álvarez (presidente del equipo de futbol Cruz Azul) la construcción del Estadio Azul. Creo que es el único gran proyecto que de alguna forma no se consolidó, pero estoy tranquilo porque no quedó en mí, fueron distintas circunstancias".

Dijo que por lo demás se construye el estadio de beisbol para Diablos Rojos del México, se hizo una remodelación importante del Autódromo Hermanos Rodríguez para el Gran Premio de la Fórmula 1, se remodelaron todas las instalaciones de los Juegos Olímpicos México 1968.

En el reglón de eventos que se organizaron en la llamada "Capital del Deporte", mencionó torneos de golf de la PGA Tour, Fórmula E y campeonatos mundiales en varios deportes.

"El que se hayan hecho eventos antes en la historia de nuestro país y capital o realizado por primera vez en esta administración, lo que sí logramos es que todo ocurrió en estos seis años. Prácticamente tuvimos de todo, por eso me voy tranquilo y satisfecho de este trabajo", declaró.

Respecto a las críticas sobre el manejo de recursos financieros, respondió que "estoy expuesto porque soy servidor público con una relevancia local e internacional (por la magnitud de los eventos) y siempre he dicho que procuré hacer las cosas bien, con mucha persistencia y determinación".

En este sentido, agregó que "hay muchos que no hacen nada y entonces no se les critica nada, y a mí me pueden criticar porque hice un montón de cosas y eso me deja a mí muy satisfecho y orgulloso. Estoy en paz y tranquilo conmigo mismo y con mi equipo de trabajo que integré".

Compartió que su administración fue auditada cada tres meses por diferentes instituciones encargadas de ello. "Si hacen un estudio no habría ningún problema jurídico ni financiero", aseguró.

De la Vega explicó que contó con un presupuesto anual de entre 58 a 60 millones de pesos y que los grandes eventos los organizó con 15 por ciento del erario y lo demás con aportación de la iniciativa privada, promotores y donativos.

En este tenor, dijo que algunos eventos, como el Maratón de la Ciudad de México, dejaron ingresos por las aportaciones de los patrocinadores y esos fondos fueron destinados para diversos eventos de activación física, que fue una parte que "jamás se dejó en el olvido, por el contrario, se les dio más organización".

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Sobrevivientes de la tragedia del Chapecoense, a dos años del accidente 

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo