Jugamos con mucho coraje: Juan Ugalde

A 45 años de haberse disputado el primer Clásico regio oficial —el 13 de julio de 1974—, Juan Ugalde, narra cómo fue el momento en que anotó el primer gol en los derbis norteños

Por Israel Salazar

¿Qué pasa por su mente cada vez que recuerda ese primer gol de los Clásicos regios?
— Lo recuerdo bien, todavía con mucho cariño, a mis compañeros, que jugamos con muchas ganas, con mucho amor, con mucho coraje ante un equipo grande como era el Monterrey en esos años.
Se vio muy fuerte el Monterrey ante nosotros, pero nosotros con coraje empatamos a tres goles.

¿Recuerda cómo festejó ese primer gol?
— Créemelo que en ese tiempo no lo veíamos como ahora, lo festejé normal, con mucho ánimo; me cayeron todos encima del gusto del gol. Todavía hay mucha gente con quien platicamos de eso, con mis hijos, mis nietos, gente que me conoce, compañeros de trabajo todavía recuerdan ese gol.

También te puede interesar: Se siente Dorlan Pabón en deuda

¿Cuál fue el motivo por el cuál se tuvo que retirar del futbol?
— Yo llegué a Monterrey en 1972, venía de Jalapa, Veracruz, estuve dos años en Segunda y tres en Primera; por la lesión me tuve que retirar.
La pleura en los pulmones reventó y me dijeron los médicos que ya no podía jugar. Aparte era muy diferente la medicina, ahora uno sale de una lesión muy rápido y antes no, era más tardado.

Actualmente los equipos regios son protagonistas. En una comparativa, ¿cómo ve usted a Tigres y Rayados?
— Antes había mucha diferencia entre los dos, ahora es al revés, veo más fuerte a Tigres que a Rayados, mucho más completo. Los dos equipos son fuertes, para mí los dos equipos son los mejores del futbol mexicano.

El Clásico regio ha evolucionado, ahora se disputan finales y no sólo los tres puntos. ¿Qué pasó por su cabeza al ver la primera final regia?
— No me lo vas a creer, pero yo no pude ver el partido, lo festejé hasta después. Un clásico no lo puedo ver, nada más escucho los gritos, pero al final lo festejamos.
En el último Clásico yo me salí con mi esposa a dar la vuelta, hasta que terminó el partido ya me dijeron quién quedó campeón. Yo no lo puedo ver por mi enfermedad, tengo con esta enfermedad como cinco años, casi no he visto un Clásico, un partido regular si lo veo, pero con el Clásico siento que estoy yo jugando.

¿Cuál es el pronóstico que le han dado los médicos sobre su enfermedad?
— Me dicen que es temblor esencial, ahorita que platico contigo estoy nervioso y empiezo a temblar, pero cuando ando tranquilo estoy normal, salgo a dar mis vueltas, manejo de manera normal, pero Dios me dio esta enfermedad y Dios me la va a quitar.

¿Siente que se le reconoce como se merece, no sólo por ser quien marcó el primer gol en Clásicos, sino también en Primera División?
— No me siento como un ídolo de Tigres, pero sí siento mucho gusto de haber sido el primero en anotar un gol en el primer partido de Tigres en Primera División y el primero en Clásicos regios, eso nadie me lo puede quitar.

¿Por qué no continuó ligado al futbol?
— No me gustó, yo no estoy para eso, el carácter no me ayuda. Después de retirarme del futbol trabajé en un banco, ahí duré 35 años; ya estoy jubilado.
Soy feliz a pesar de todo, soy muy feliz con mi familia, conmigo mismo y con toda la gente que me rodea. El recuerdo del gol me mantiene ligado al futbol, siempre que vienen personas les enseño las fotos, los poquitos recuerdos que tengo, reconocimientos que tengo del club.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo