Tomás Boy se arrepiente y acepta que no debió 'rebajarse' con Gignac

El entrenador de Chivas dijo que se siente perseguido por los árbitros

Por César Huerta

El pleito entre Tomás Boy y André-Pierre Gignac no ha terminado. Las consecuencias llegaron ya para el entrenador de Chivas, que fue suspendido tras liarse a gritos con el delantero de Tigres. Dos días después del incidente, el entrenador hizo un ejercicio de reflexión y aseguró que no debió haberse “rebajado” ante el francés.

“Soy un hombre… fue una tontería de mi parte. No debí haberme rebajado, pero es un asunto que quedó ahí en la cancha y ahí lo voy a dejar. Que diga misa. La verdad no lo vi, no lo vi”, explicó este martes, al acudir a conferencia de prensa en las instalaciones de Verde Valle.

Tras el partido que ganó Chivas por 2-0, el delantero francés se burló de Boy a través de redes sociales. El entrenador le respondió: “Cada quien su mole, la verdad yo eso lo dejo en la cancha. Después, cada quien que diga lo que quiera, las imágenes están y cada quien las juzga. He estado de su lado (prensa) y cada quien que diga lo que quiera. Mis números están ahí, mi historial está ahí, no voy a discutir. Podemos discutir algún asunto de calidades, pero cada quien”.

Debido a la expulsión, Tomás Boy fue suspendido un partido y no estará en la banca el viernes, frente al Puebla. “El castigo es merecido, pero les puedo decir que tontamente me enganché. Lo que sucedió en la cancha está en las imágenes y lo dejo en la cancha. No quiero hablar más al respecto, en ese sentido. La suspensión es merecida porque no debe ser, me enganché tontamente y no debo llevar a esos términos mis alegatos. Después, no hay nada que decir: es merecida”, reconoció.

El único sancionado fue Boy y aunque hay quien pide que también Gignac pague las consecuencias, el entrenador no quiere más polémica. “Ya no es mi papel hacer ese tipo de señalamientos. Yo no puedo pedir castigo a otros. Nunca me meto con los jugadores adversarios, para nada, aquí simplemente me enganché. Las imágenes son claras, para mí es carpetazo, lo que pasó en la cancha ahí quedo”, afirmó.

“Después, hay organizaciones que observan la conducta de los participantes, jugadores y entrenadores. Ellos deben tomar cartas en el asunto, sobre las cosas. Yo no puedo decir qué deben hacer, para eso están las imágenes. Hoy en día hay hasta repeticiones. Lo que me interesa es que mi equipo está mejorando, que le ganamos al mejor equipo de la Liga y claramente no les gusta perder. A nadie le gusta, es normal, pero cada quién su conducta, estoy muy contento con la conducta de mis jugadores que supieron llevar el partido hasta el Final”, agregó Boy.

Acusa persecución en su contra 

El técnico de Chivas se siente perseguido en la banca. Fue expulsado el domingo pasado, tras cruzar gritos e insultos con André-Pierre Gignac. Pero asegura qué hay “mucha atención” sobre su persona, mientras que a otros entrenadores del futbol mexicano se les permite actuar con mayor libertad en la banca.

“Me salí del área técnica, ya me lo habían advertido. A veces puedo pensar que hay demasiada atención hacia mi persona y a los demás no. El otro día contra Santos el entrenador (Guillermo Almada) se salió de su área técnica todo el tiempo. Ni digamos del ‘Tuca’ que hasta entró a la cancha a dar instrucciones. Pero ese no es mi papel”, explicó.

“A veces pienso que son demasiado duros conmigo, como fueron duros con Chivas al no suspender el primer partido. Uno carga con este karma que tenemos ahorita y hay que vivirlo, no hay problema. Los jugadores están respondiendo a esa presión. El Guadalajara tiene una presión mediática durísima y los jugadores responden muy bien”, agregó Tomás Boy.

Por otra parte, revela que no ha recibido “regaño” interno en el Rebaño Sagrado. “La directiva no me ha dicho nada, pero evidentemente no es bueno para la imagen. De todos modos, estoy trabajando y puede suceder que mis alegatos no sean del agrado. La primera vez que me acerqué al cuarto árbitro me dijo ‘no levante las manos porque nos exhibe’. Las formas pueden hacer que esto suceda, me meto las manos a las bolsas, digo tontería y media y no pasa nada. Sí creo que va haber mucha provocación, sé que va haber provocación, pero ha habido desde que me conozco”, señaló.

Y finalmente, reconoció que deberá controlar de mejor forma su carácter, ante posibles provocaciones. “Es el desafío de todos los días, me ha pasado en otros equipos y me está pasando aquí. Pero no va suceder, hay que trabajar mucho sobre uno mismo, necesito estar cerca de mis jugadores, no me contrataron para estar en la tribuna. Es evidente que ahí tiene que haber una sustancial mejoría de mi parte”, concluyó Tomás Boy.

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo