Andy Murray relató la relación que tuvo con el autor de la Masacre de Dunblane

El tenista británico recordó que Thomas Watt Hamilton era amigo de su familia

Por Publisport

El sitio Amazon está por estrenar un documental dedicado al tenista británico Andy Murray donde en una de las entrevistas, revela el impacto emocional que le provocó la “Masacre de Dunblane”, un hecho, un trágico ataque sucedido en una escuela primaria de ese pueblo en el que murieron 16 niños y un adulto en 1996, y del que fue testigo.

El tenista confesó que su familia era muy cercana a Thomas Watt Hamilton, autor del crimen. “Hace un tiempo me preguntaste por qué el tenis era importante para mí. Obviamente tuve lo que sucedió en Dunblane. Cuando tenía alrededor de nueve”, le comentó a Olivia Cappuccini, directora del documental.

“Estoy seguro de que para todos los niños allí fue difícil por diferentes razones. El hecho de que conociéramos al sujeto, fuéramos a su club de niños, él había estado en nuestro automóvil, lo habíamos llevado algunas veces y lo habíamos dejado en las estaciones de tren y otras cosas”, reveló.

Hamilton había sido un líder scout conocido de la zona, hasta que por acusaciones sobre su comportamiento con menores había sido removido de su cargo. Según se conoció más tarde, en algunas expediciones obligaba a los niños a dormir junto a él y, aunque no se lo denunció formalmente ni se conoció ningún abuso, las autoridades decidieron apartarlo.

Tras su salida, el hombre abrió su propio club de niños en 1993 en el que pasaba sus tardes Murray. Sin embargo, su emprendimiento no tuvo demasiado éxito y él, en cartas, escribió que esto se debía a que había sido incluido en una “lista negra" de la policía local.

El 13 de marzo de 1996 Hamilton entró armado a la primaria de Dunblane y abrió fuego contra alumnos y maestros. Luego, escapó del lugar y se suicidó. La masacre es considerada la más grande de la historia de Reino Unido.

"A los 12 meses de que eso sucediera, nuestros padres se divorciaron. Fue un momento difícil. Ver eso y no entender lo que estaba pasando. Y luego de seis a 12 meses después de eso, mi hermano también se fue de casa. Se fue a entrenar para jugar al tenis en Cambridge. Obviamente solíamos hacer todo juntos. Cuando se mudó, eso también fue bastante difícil para mí”.

Todo eso le trajo consecuencias físicas que le impidieron encontrar su mejor nivel como juvenil: “Cuando competía, tenía problemas respiratorios realmente malos”. Ahora, a conseguido encontrar en el deporte una especie de tratamiento psicológico: “Mi sensación hacia el tenis es que es un escape para mí de alguna manera. Porque todas estas cosas son cosas que he embotellado”.

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo