Clavadista Germán Sánchez se inspira en Kobe Bryant

El dos veces medallista olímpico mexicano sueña con calificar a Tokio 2020

Por Cesar Huerta

Su nombre es ya parte de la historia del deporte mexicanos. En su cuello han colgado dos medallas olímpicas de plata: en clavados sincronizados junto a Iván García en Londres 2012 y en plataforma individual en Río de Janeiro 2016. Pero en los últimos tiempos, Germán Sánchez sufrió por culpa de una lesión en el tendón de Aquiles.

El “Duva” se perdió los Juegos Panamericanos de Lima 2020 y ahora confía en que su recuperación le permitirá volver al más alto grado de competencia. El clavadista tapatío sueña con asistir a sus cuartos Juegos Olímpicos en Tokio 2020. La ilusión nadie se la quita, sobre todo porque destaca la inspiración y enseñanza que le dejó la filosofía del recién fallecido ex basquetbolista, Kobe Bryant.

“Físicamente ya estoy al 100 por ciento, saltando desde los 10 metros que era uno de mis objetivos. Mi forma de ver las cosas es diferente desde que fui a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, aprendí de Kobe Bryant que siempre tengo que dar la mejor versión de mí mismo y disfrutar cada entrenamiento como si fuera el último”, explicó.

Tras casi un año de esa lesión que le impidió competir al nivel que estaba acostumbrado, el “Duva” Sánchez está de regreso. Ahora, la meta es muy clara: asistir a Tokio 2020. “Este es el reto más grande de mi carrera por todo lo que he pasado y porque la gente espera mucho de mí. Un factor que nos hace crecer es la competencia interna. Si no hubiera esa exigencia, quizá no nos superaríamos tanto, admiro a todos mis rivales tanto nacionales como internacionales”, añadió el clavadista.

Debido a su prolongada ausencia, ha pasado mucho tiempo sin entrenar con Iván García, su pareja de clavados sincronizados. Pero asegura que eso no le preocupa pues sabe de memoria cómo es el deportista junto a quien fue medallista olímpico por primera vez, en 2012. “En lo que se refiere a Iván, nos conocemos bien y esperamos volver a concretar pronto los saltos de mayor grado de dificultad del mundo”, señaló.

 

Una etapa de madurez

Además de buscar el ambicioso objetivo deportivo de acudir a sus cuartos Juegos Olímpicos, Germán Sánchez disfruta una etapa de madurez fuera de la fosa de clavados. El “Duva” se convirtió en padre por primera vez y ese es un impulso que lo motiva a dar más en el deporte.

“Además de mis dos medallas olímpicas tengo otro par que son mi esposa y mi hijo. Me siento pleno y bendecido por Dios en este momento de mi vida, ¿qué más puedo pedir? Tengo una increíble esposa y familia que se encargan de mi hijo por las noches para que pueda descansar. Estoy feliz de compartir mi vida con otra persona y caminar juntos para darle lo mejor a nuestro hijo. Incluso, disfruto más de los clavados y amanezco todos los días con una sonrisa”, finalizó Germán Sánchez.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo