logo
/ El club merengue desperdició varias oportunidades. / Getty Images / El club merengue desperdició varias oportunidades. / Getty Images
Deportes 30/12/2020

Real Madrid empata y permite que Atleti cierre 2020 como líder

El equipo merengue no pudo mantener la ventaja ante el Elche y el marcador terminó 1-1

El Real Madrid vio frenada su gran racha de resultados en el Martínez Valero donde este miércoles no pudo pasar del empate a un gol ante un Elche que supo jugar a la perfección sus armas para aprovechar un partido de poca energía de los madridistas.

El actual campeón aspiraba a su sexta victoria consecutiva en LaLiga Santander, y séptima en total, pero no estuvo a su mejor nivel en el feudo franjiverde, en buena medida por el buen planteamiento de su rival, que le dejó poco margen de maniobra y que le fue adormeciendo hasta relajarle en exceso.

Los de Zinedine Zidane volvieron a cierta espesura de antaño arriba y pese a que se adelantaron en el marcador, su cierta falta de mayor voracidad le acabó condenando a un empate ante un conjunto alicantino que jugó bien sus opciones para permitir que el Atlético de Madrid lidere en solitario en el cierre del 2020.

Zidane mantuvo su confianza en su once más habitual de su buena racha, aunque dio una nueva oportunidad a Marcelo en el lateral izquierdo, mientras que Asensio completó el tridente ofensivo junto a Benzema y Lucas Vázquez. Como estaba previsto, el equipo visitante se hizo rápidamente con el dominio del encuentro ante un rival que prefirió agruparse con orden cerca de Edgar Badía para esperar su oportunidad al contragolpe.

El Real Madrid controló la posesión y el balón, pero, al contrario que en Ipurua, le costó mucho más desarmar a un Elche, que tomó muchos menos riesgos que el Eibar y que lo consagró casi todo al trío formado por Rigoni, Fidel y el solitario Boyé, insuficiente para atemorizar a Courtois.

Badía sí tuvo que estar más tenso y el primer susto se lo dio Marcelo, cuyo disparo se topó con el travesaño, misma parte de la portería que repelió poco después otro furibundo lanzamiento de Asensio, desviado por el portero franjiverde, pero esta vez el rechace lo ‘cazó’ Modric que lo cabeceó a la red para poner el partido franco a los madridistas.

Sin embargo, pese a la ventaja en el marcador, el Real Madrid no dio la sensación de fluidez ofensiva, con Benzema poco fino, y fue incapaz de ampliar su ventaja, también en buena medida porque el equipo alicantino no se desprotegió demasiado. La mayor inquietud fue un penalti señalado por Figueroa Vázquez por considerar que hubo mano de Víctor Rodríguez y que el VAR eliminó tras constatar que el disparo de Modric había dado en la pierna del jugador.

EL PENALTI DE CARVAJAL AUMENTA LA FE LOCAL

El Elche llegó al descanso con un daño mínimo y que le permitía todavía buscar sus opciones. El actual campeón tampoco salió con renovados bríos en busca de la portería local y un error de Carvajal le puso las cosas cuesta arriba. El lateral agarró en una falta a Barragán y el colegiado decretó una pena máxima que no perdonó Fidel para abrir un nuevo partido.

Los de Miguel Almirón, de nuevo ausente por el coronavirus, demostraron estar bien armados y el empate les afianzó. De hecho, rozaron el 2-1 en una contra bien llevada por Rigoni y que Boyé, cada vez con más impacto, disparó al palo, un aviso que tampoco espabiló en exceso a los madridistas, todavía sin ponerle el ritmo necesario al encuentro.

Aún así, Carvajal estuvo cerca de enmendar su error, pero Badía le metió una mano magnífica, y poco después el guardameta catalán estuvo rapidísimo para tapar un remate de Sergio Ramos. Los minutos pasaban y Zidane recurrió a Hazard y Valverde como soluciones para el tramo final, y ya cuando tocaba el último arreón, de Vinicius, pero no surtieron efecto. El Elche, agarrado firme a su botín, no lo soltó pese a su arrinconamiento postrero e incluso obligó al final a Courtois a intervenir para evitar el gol de falta de Verdú.

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV