Canelas 2010 de Portugal, el equipo contra el que nadie quiere jugar

Sus rivales prefieren pagar multas con tal de no presentarse a los partidos, y es que ultras del Porto integran el plantel

Por Publisport

En el futbol de Portugal hay un equipo que es “temible”: el Canelas 2010 que milita en la tercera división de esa liga.

Pero no es por su poderío ofensivo y defensivo, la razón es que el plantel está integrado por varios de los dirigentes de los Super Dragões, el principal grupo de seguidores ultras del Oporto.

El Canelas 2010 lidera la clasificación de una categoría local de Oporto comparable a la Tercera División española tras ganar sus últimos once partidos por tres a cero.

Y es que 12 de sus 13 rivales han declinado enfrentarse a ellos, prefieren perder por incomparecencia y pagar 750 euros de sanción antes de enfrentarlos

“Sufrimos coacciones, los árbitros están intimidados y no escriben en las actas lo que sucede. Como no llega nada a los comités, nadie actúa”, declaró a El País Manuel Gomes, presidente del Grijó, uno de los equipos implicados.

“Quien tenga miedo que se compre un perro”, fue la respuesta del Canelas 2010.

Fue en la pasada temporada que comenzaron las quejas, hubo alguna incomparecencia y el 90% de los árbitros de la categoría en la que militaban se negó a dirigir sus encuentros. Ascendieron. “Los partidos se desarrollan bajo un clima de terror en el campo y en la grada”, apuntaron, casi siempre bajo anonimato, varios de sus rivales.

“Ganan en base a amenazas y agresiones a niños de 20 años delante de árbitros y policías que no hacen nada por evitarlo”, sostiene otro dirigente. “Comprendo a los colegiados, todos tenemos familia. También a los futbolistas. Nadie es profesional y no quiere comprometerse”, completan.

La Asociación de Fútbol de Oporto reclamó la presencia de refuerzos policiales en los partidos, pero en la red no cesaban de publicarse videos de episodios de violencia que implicaban a futbolistas o seguidores del Canelas 2010.

“Están editados de manera tendenciosa. Nosotros jugamos con alma porque el futbol en estas categorías siempre fue duro, aguerrido y con contacto físico. Esto no es ballet o natación. Hay motivaciones políticas”, dijo Fernando Madureira, capitán del equipo.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo