Exárbitro Arturo Brizio se jugó su carrera en un Tigres vs América

En entrevista para el diario La Afición, el exsilbante recordó cuando abandonó un duelo entre Felinos y Águilas en la Temporada 1984-85

Por Publisport

La final entre Tigres y América está a punto de llevarse a cabo y entre su historial de partidos hay un que destaca: el de la Temporada 1984-85, recordado porque en aquel encuentro el árbitro Arturo Brizio Carter abandonó las acciones al minuto 72.

En una entrevista que concedió al diario La Afición, el “exhombre de negro”, recordó aquel pasaje donde asegura que “me jugué la carrera”.

“Yo me jugué mi carrera en ese partido, afortunadamente ya después de ahí, cuando reaparecí, los jugadores y directivos me veían de otra manera”, comentó Brizio.

¿QUÉ PASÓ?

Todo comenzó en el duelo de la campaña 1984-85 en el estadio Universitario donde Tigres iba arriba en el marcador 2-0 sobre América.

Al minuto 72, Brizio expulsó a Adrián Hincapié por una fuerte barrida sobre Miguel Zelada y en la siguiente jugada, un jugador de Tigres se tira al césped y entran las asistencias sin permiso.

“Había una circular en el sentido de que si la banca entraba sin permiso o algún asistente, se expulsaba al asistente y al entrenador. Entonces expulso al médico, masajista y a otro que andaba por ahí, y voy a expulsar a Manuel Lapuente quien era el entrenador”.

Manolo se negó: “Él insistía: ‘no me voy’. Después le dije que si no se iba, me tenía que ir yo y me dijo: ‘pues no creo que tengas el valor para hacerlo’, con otras palabras más fuertes. Le hablé al capitán que era Leonardo Álvarez y le dije: ‘oiga su técnico no se quiere salir, ¿lo puede conminar a que se vaya?’, me dijo: ‘no, no es mi problema’, entonces lo expulsé a él también”.

Y continuó el relato: “En su lugar se puso, creo que Arias, le dije: ‘¿usted me puede ayudar a que salga su técnico?’, y me contestó: ‘no, tampoco es mi problema’. Si no es problema de ustedes ni de nadie, pensé, y agoté todos los recursos que tenía, agarré mi pelota como niño chiquito y me fui al vestidor”.

Después de eso, Arturo cuenta que gente de Tigres lo amenazó con no dejarlo arbitrar nunca más pero pese a ello, se mantuvo en su postura y no regresó al partido.

Brizio tuvo un castigo por parte de la Comisión Disciplinaria por diez partidos de suspensión y los minutos restantes del partido se jugaron dos meses después.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo