Debut tempranero no 
es garantía de éxito ¿dónde están las jóvenes promesas?

El debut de varios con el balón han quedado en el recuerdo tras una fugaz permanencia en la primera división mexicana

Por Ana Laura García

En las últimas semanas el debut de mexicanos a temprana edad han dejado ver que las esperanzas por una oportunidad en la Liga MX aún es latente, pese a las múltiples contrataciones de futbolistas extranjeros que se realizan cada torneo, pero lo difícil no es llegar sino mantenerse, ya que presentarse en Primera no es garantía de una carrera deportiva en ascenso.

Nombres de futbolistas promesas se han quedado como diamantes en bruto; muchas pueden ser las circunstancias, pero la que más predomina es la falta de continuidad. Hace unos días, el estratega Ricardo La Volpe de América, debutó al canterano  Diego Lainez con tan sólo 16 años ocho meses y este fin de semana Matías Almeyda hizo lo mismo al debutar a Michelle Benítez con las Chivas a sus 21 años.  Pero hay otros ejemplos de futbolistas que tras el anhelado debut, su paso por el futbol de la Primera División se esfumó, cayendo a las ligas inferiores del balompié azteca.

Tal es el caso de Víctor Mañón, quien es el futbolista más joven en debutar en la Liga mexicana con sólo 15 años siete meses, con el Pachuca en 2007, pero tras nueve torneos con los Tuzos no pudo hacerse de la titularidad debido a la falta de continuidad; hoy a sus 25 años juega para los Coyotes de Tlaxcala de la Segunda División.

Otro caso muy sonado fue el del Martín Galván, canterano del Cruz Azul y quien debutó a los 15 años ocho meses, siendo una promesa de las canchas, pero ese ‘diamante en bruto’ no se pulió por falta de oportunidades, su carrera la siguió por equipos de la Liga de Ascenso, pero para este torneo sólo encontró acomodo en los Pioneros de Cancún, equipo de Quintana Roo de la Liga Premier de Ascenso de la Segunda División de México.

La Selección mexicana en sus categorías inferiores puede ser un trampolín a la Primera División, pero no una garantía, tal es el caso de Ever Guzmán que fue campeón del mundo con la Sub-17 en 2005, lo que lo llevó al debut con Monarcas, Morelia, pero al no poder obtener la confianza del DT en turno, lo obligó a tocar puertas en la Liga de Ascenso, actualmente defiende los colores de los Lobos BUAP en la Liga de Ascenso.

También está el caso de Julio la Momia Gómez, quien fue un destacado elemento del Tri Sub-17 campeón del mundo en 2011 por anotar un gol de chilena para dar la victoria a México. Tras su regreso, Pachuca lo debutó con el primer equipo a los 16 años, pero su estancia con los Tuzos pasó de noche, actualmente milita en Coras Tepic, en la Liga de ascenso.

 

 

TAMBIÉN PUEDES VER:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo