¡Chivas, campeón de la Copa MX!

El Rebaño Sagrado venció al Morelia en penales para coronarse en el torneo copero

Por Cesar Huerta
Carlos Salcido levantó la Copa MX. / Mexsport
¡Chivas, campeón de la Copa MX!

El portero Miguel Jiménez se convirtió en héroe al atajar tres penales en la definición desde el manchón. Y así, Chivas se convirtió en campeón de la Copa MX, tras vencer 3-1 a Morelia en la última instancia, luego de 90 minutos que concluyeron 0-0.

Fue un primer tiempo de poca claridad. Tenso como suele ser en instancias finales. Susto inicial para el Guadalajara, por un disparo potente de Gastón Lezcano, al 2’. Y nada más para Morelia. El resto de la parte inicial fue de Chivas. Impuso su ritmo. Estableció un dominio. Pero de poco sirve eso cuando no se refleja en el marcador.

Ante la falta de claridad, el Rebaño Sagrado recurrió con insistencia el tiro de media y larga distancia. Una y otra vez. Carlos Fierro lo intentó en tres ocasiones. Dos de ellas desviadas (8’ y 12’) y una más con dirección al arco, pero a las manos del arquero Sebastián Sosa (31’).

El resto de los intentos tuvieron el mismo destino: fuera del arco de Morelia. Un zurdazo de Ángel Zaldívar (9’), un derechazo de Orbelín Pineda (14’) y el tiro raso de Alan Pulido, que se va desviado, cuando tenía abierto por derecha, en mejor posición, a Carlos Fierro (29’). Con escasa imaginación es difícil hacer un gol.

LA MALA, LA LESIÓN DE ZALDÍVAR

Por si  fuera poco, una mala noticia: Ángel Zaldívar se lesiona. Disputaba la pelota con Juan Pablo Rodríguez cuando se le trabó el pie en el césped. El veterano del Morelia no cometió falta. Pésima fortuna. El “Chelo” gritó y pidió de inmediato la entrada del cuerpo médico.

Fue atendido. Hizo un intento. Al apoyar el pie, simplemente no pudo más. Cayó de nuevo sobre la cancha. Pidió el cambio. Rodolfo Pizarro entró en su lugar, al 38’. Fue un duro golpe anímico para el Guadalajara. No pudo reponerse rápido. Al descanso se fueron 0-0.

Para la parte complementaria, Chivas por fin generó verdadero peligro. Pero se topó con un arquero en plan grande. Carlos Fierro mandó un centro preciso desde el costado derecho. Dejó solo a Alan Pulido. El cabezazo del atacante rojiblanco fue picado. A la zona donde le duele a cualquier guardameta. Pero Sebastián Sosa hizo un atajadón, al 49’.

Más tarde, Javier Eduardo López, que había entrado de cambio, controló por el sector derecho. Recorrió hacia el centro. Se acomodó a la pierna izquierda, la que mejor domina. Sacó un disparo a la base del poste más lejano. Sosa voló y desvió con la punta de los dedos. Otra gran intervención, al 76’.

El partido se fue hasta la definición en penales. Carlos Salcido abrió la tanda fallando un disparo que le atajó Sebastián Sosa. Pero enseguida marcaron por Chivas, Hedgardo Marín, Alan Pulido y Orbelín Pineda. Pero la firgura fue Miguel Jiménez. El arquero se agigantó al tapar los tiros de Jorge Zárate, David Cabrera y Luis Gabriel Rey. El estadio rojiblanco fue una fiesta. Por primera vez desde su inauguración en 2010 vio al Rebaño Sagrado campeón de Copa MX.

MÁS DETALLES DEL PARTIDO AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo