Efecto “bruja” y la victoria de Cruz Azul, por Claudia Rivas

Por Publimetro México
Cruz Azul revivió con un triunfo sobre las Chivas, reciente campeón de la Copa MX./ Mexsport
Efecto “bruja” y la victoria de Cruz Azul, por Claudia Rivas

En días pasados hemos visto y escuchado con asombro, incredulidad y hasta con coraje la noticia de que Cruz Azul ganó gracias a una señora que maneja fuerzas ocultas; una “bruja” que hizo un cambio y un hechizo para poder liberar de una maldición al Cruz Azul, quien al final ganó desatando esta cascada de comentarios.

Más allá de lo peculiar de la nota, la verdad es que resulta muy conocido en la medicina psicosomática el efecto placebo. Por ejemplo, hay enfermos que toman una cápsula de azúcar se ven beneficiados y comienzan a mejorar, ya que el cerebro genera una expectativa y esa creencia comienza a mandar impulsos eléctricos. Estos impulsos generan señales en todo el cuerpo para elevar el sistema inmunológico y aceleran su autocuración.

De igual modo, es bien sabido para cualquier estudiante de psicología el poder de las creencias, de las atribuciones, de las expectativas en el estado general del cuerpo y de la psique de las personas. Anthony Robbins en su libro Poder sin límites tiene un capítulo dedicado al poder de la creencia. Él explica, de manera muy sencilla, cómo las creencias inician con un pensamiento que se suma a una emoción y produce una actitud que impacta en el cerebro, el cual comienza a trabajar. Éste ordena todas las funciones y lo que necesita para cumplir esa creencia. De esta manera, se da una acción que siempre es eficaz a la creencia.

Este proceso da un resultado que refuerza la creencia y así se dan las supersticiones, así se ve también los campeonatos y las expectativas de éxito se cumplen.

Bueno, pues el efecto “bruja” no es más que un efecto placebo, una creencia que se impacta de manera poderosa en el inconsciente de uno o más jugadores. Mientras más jugadores, más fuerte y poderoso es el cambio en la conducta.

Lamento develar que no hay tal magia.

Sin embargo, es importante señalar cuál es el peligro de este tipo de circunstancias. El peligro es seguir fomentando la cultura de la flojera, “voy a buscar quién me ayude en lugar de plantearme objetivos y ponerme a trabajar”. Dos, se sigue fomentando el hecho de ser como niños que estamos esperando que alguien o algo nos resuelva la vida en lugar de ser adultos responsables que trabajamos justamente por la mejora de ciertas circunstancias. Tres me parece un insulto, sí, un insulto para los jugadores de Cruz Azul, dar la atribución de un resultado positivo a algo externo a ellos que, por cierto, en Psicología del Deporte se llama locus de control externo al jugador.

Ganaron porque hicieron adecuadamente su recorrido de líneas, porque tuvieron disciplina táctica, porque son profesionales y tienen una técnica entrenada.

Un partido se gana con esfuerzo, con determinación y con trabajo. Entonces, toda la magia del universo te va a ayudar porque sea alínea con las personas que trabajan.

Respeto mucho las creencias de todas las personas, pero en este caso la ciencia tiene una explicación al efecto “mágico”. El mayor respeto que pudiéramos hacerle a una institución tan grande como Cruz Azul es el reconocimiento al trabajo de sus jugadores y de su cuerpo técnico.

Así que, queridos lectores, menos magia y más trabajo inteligente.

Claudia Alicia Rivas Garza

@Psicotips

Facebook: Psicotips Psicología

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo