Chivas se lleva el Clásico Tapatío y está en semifinales

El Rebaño se impuso 1-0 en la vuelta al Atlas y su mejor posición en la tabla le permitió el pase

Por Cesar Huerta

Cuando Orbelín Pineda conectó de cabeza y la pelota terminó en las redes, la fiesta se desató. Entonces, desaparecieron los fantasmas de las dos liguillas pasadas. El 1-0 era suficiente para avanzar. Y Chivas lo mantuvo hasta el silbatazo final para eliminar al Atlas y avanzar así a las semifinales del Clausura 2017.

Chivas arrancó mejor el clásico tapatío por el pase a semifinales del Torneo Clausura 2017. Apenas al minuto uno, Alan Pulido alcanzó la redonda dentro del área. Se quitó de encima al arquero Miguel Fraga y empujó a las redes. Pero el gol fue anulado por fuera de lugar.

Los Zorros iniciaron nerviosos. Pero el Rebaño Sagrado no supo aprovechar ese momento para reflejarlo en el marcador. Con el transcurrir de los minutos, los rojinegros equilibraron el trámite y empezaron a llegar. Pero el 38’ sufrieron un golpe anímico con la salida por lesión de Leiton Jiménez.

El Guadalajara insistía al frente, sabedor que un gol era suficiente para avanzar a semifinales. Pero cuidadoso de no recibir un tanto del Atlas, que le obligaría a marcar tres para seguir con vida en la Liguilla por el título del futbol mexicano. La tensión se sentía en cada rincón del Estadio Chivas.

EL GOL DE ORBELÍN

Agonizaba la primera parte. Minuto 45. El tiro de esquina fue cobrado por Edwin Hernández, desde el costado izquierdo. Pateó de zurda, con efecto hacia afuera. Cerca del manchón, Oswaldo Alanís se levantó. Ganó por arriba. Conectó y la bola quedó el área chica. Orbelín Pineda se tendió. Remató de cabeza y puso el 1-0.

La fiesta se desató en el Estadio Chivas. Los visitantes levantaban la mano para pedir fuera de lugar. Pero cerca del banderín, el africano Clifford Aboagye se quedó “colgado” para habilitar a Orbelín Pineda, quien entró en buena posición para anotar el gol que ponía al Guadalajara en semifinales.

En la segunda parte, el técnico José Guadalupe Cruz intentó corregir al ordenar el ingreso de Matías Alustiza. Había dejado a su mejor goleador en la banca. Pero no fue suficiente.

Aunque era Atlas el obligado, fue Chivas quien tuvo mayor claridad. Primero, el arquero Miguel Fraga alcanzó a desviar un tiro de Carlos Fierro y se estrelló en el travesaño. Orbelín Pineda tomó el rebote y lo mandó al fondo. Pero el tanto se anuló por fuera de lugar, al 65’.

Tres minutos después, una tijera de Rodolfo Pizarro, quien reapareció después de una lesión, se estrelló en el poste. Y todavía al 72’, Alan Pulido perdonó solo dentro del área, al estrellar su tiro en el guardameta visitante. El marcador se mantuvo así, 1-0.

Los minutos transcurrieron y el silbatazo final desató la fiesta rojiblanca. El 1-1 global dio a Chivas el boleto a semifinales del Torneo Clausura 2017. Y además, con la satisfacción de haber dejado en el camino al acérrimo rival.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo