Tigres perdonó y Atlas está en zona de Liguilla

El juego pendiente de la jornada 8 terminó empatado 1-1

Por Cesar Huerta
Rojinegros y felinos repartieron puntos. / Mexsport
Tigres perdonó y Atlas está en zona de Liguilla

Tigres dejó vivir a un rival que tuvo 10 hombres durante más de 70 minutos.

Y al final, el cuadro regiomontano tuvo que conformarse con un punto que sabe a poco. El resultado final: 1-1 frente al Atlas, en duelo pendiente de la octava jornada del Apertura 2017, que se disputó la noche de este miércoles en el Estadio Jalisco.

El pasado 8 de septiembre, los felinos llegaron al Coloso de la Calzada Independencia, pero no pudieron jugar. La pantalla de 360 grados, que pende sobre el círculo central, estaba a menos altura de la que se exige, por seguridad. Se descompuso el motor que la eleva. Los regiomontanos accedieron a reprogramar el encuentro.

Este miércoles, llegó el día. Atlas tuvo un mejor inicio. Apenas al primer minuto, Daniel Arreola puso a trabajar a Nahuel Guzmán con un cabezazo que el arquero tapó con apuros. Y diez minutos más tarde, fue Brayan Garnica quien sacó un disparo suave, elevado. El guardameta recorrió y voló hacia atrás para salvar.

Pero Tigres es un equipo con poder al frente. André-Pierre Gignac falló un cabezazo. Le salió demasiado cruzado y se fue por un costado, al 16’. Dos minutos más tarde, el panorama se le aclaró. Los Zorros se quedaron con un jugador menos. Ravel Morrison se fue expulsado por una patada sobre Juninho, en medio campo.

LOS GOLES

Con uno más, los espacios se abrieron. Jesús Dueñas se dio cuenta de eso. Por eso, puso una extraordinaria pelota al espacio. Luis Rodríguez quedó de frente, dentro del área. Gran definición: recorte y zurdazo a las redes. Tigres abrió el marcador al minuto 24. Parecía encaminarse a una cómoda victoria.

Pero el gusto le duró muy poco. En la reanudación del encuentro, Christian Tabó entró al área. Cayó. El silbante señaló el penal. Milton Caraglio acomodó la redonda. Pateó suavemente. Nahuel Guzmán intentó adivinar y se quedó al centro. La redonda fue a un costado. Bien colocada. El 1-1 del Atlas llegó al 26’.

Tigres no pudo aprovechar la superioridad numérica. O no quiso. Dejó en la cancha del Estadio Jalisco la clara impresión de que pudo hacer mucho más. Consintió en exceso al rival. Inclusive, los Zorros se dieron tiempo para buscar el arco rival. Al 53’, Milton Caraglio remató, mientras caía, un peligroso servicio. Parecía penal. Nahuel Guzmán tapó. Nada se marcó.

Cerca del final, el portero del Atlas, Óscar Ustari, se fue tras sufrir una aparatosa lesión de rodilla. Tan grave fue, que no pudo ser llevado al vestidor. En el llamado “carrito de las desgracias”, dio la vuelta a la cancha y lo trasladaron directo a la ambulancia.

Los regiomontanos no quisieron. Los tapatíos no pudieron. El marcador ya no se movió. Tigres se quedó con 29 puntos, a cuatro del Monterrey, que tiene todo para quedarse con el liderato de la clasificación, cuando restan sólo dos jornadas y tiene todavía un partido pendiente. Atlas, por su parte, se fue con un mejor sabor de boca: con 21 unidades, desplaza por diferencia de goles al Cruz Azul y es octavo de la tabla. Los Zorros están en zona de Liguilla.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo