El ‘Conejo’ de la suerte dentro de la Liga MX

Con 44 años y 24 de experiencia con de la redonda, Óscar Pérez duda en retirarse tras el término del Mundial de Clubes en diciembre

Por Juan Carlos Cerda
Óscar Pérez - Getty Images
El ‘Conejo’ de la suerte dentro de la Liga MX

La elasticidad fue su confidente. Dentro de los tres palos existe un jugador clave en el futbol. Es solitario como un conejo y hábil como una liendre. Cada uno de los equipos tiene al suyo, pero en Pachuca tienen al más codiciado.

Se trata de Óscar Pérez Rojas, ex seleccionado nacional. A sus 44 años, el cancerbero nacido en Zapotlán, Hidalgo, es ahora el futbolista más veterano dentro del balompié mexicano, pero también un elemento de plena confianza y así lo demostró en los seis equipos que ha estado.

Con 24 años de experiencia en el futbol, Pérez ha tenido la oportunidad de vestir los colores de importantes equipos, algunos de ellos le dieron la felicidad de levantar lo más preciado de un futbolista: Campeonato de la liga y vestir los colores de su Selección.

Con tan sólo 20 años, el ‘Conejo’ debutó con el conjunto de Cruz Azul, donde tuvo la oportunidad de jugar 418 partidos, siendo el jugador que más duelos tiene con la casaca cementera, pues duró 15 años y medio vistiendo los colores de La Máquina, donde en el Invierno 97 conquistó el trofeo de la Liga Mexicana de Futbol.

El cuadro capitalino lo llevó a la mayor. El primer partido de Óscar Pérez con la Selección mexicana se llevó a cabo el 16 de diciembre de 1997, cuando Manuel Lapuente, entonces técnico del Tri, le dio la oportunidad de jugar frente a su similar de Brasil dentro de la Copa FIFA Confederaciones celebrada en Arabia Saudita. El partido fue a favor de los sudamericanos con marcador de 3-2.

Un año después, en la Copa Oro de Estados Unidos, fue campeón con México.

Los mundiales para Pérez. El premio más importante para un jugador es tener la oportunidad de representar a su nación en el certamen mundialista y a Óscar se le otorgó en tres ocasiones.

La primera de ellas fue en el ya lejano Mundial de Francia 98’, donde el ‘Conejo’ fue tercer portero, ya que en ese entonces se encontraba el carismático Jorge Campos como guardián absoluto del marco.

Cuatro años después llegó su gran oportunidad. Se jugaba el primer campeonato mundial en dos países: Corea-Japón. Ahí fue cuando Óscar Pérez tuvo la oportunidad de ser el titular dentro del combinado azteca, aunque no les fue bien, ya que Estados Unidos les dio las gracias por participar en los octavos de final..

Llegó su primer cambio. Era el 12 de junio de 2008 cuando Tigres confirmó a su nuevo refuerzo. Nadie podía creer que el emblemático portero de Cruz Azul dejara los guantes en las instalaciones de La Noria para convertirse en un felino. En ese entonces, sólo fue por medio de un préstamo hasta el Clausura 2009.

Para muchos comenzó a creerse que era el fin de la era del ‘Conejo de la suerte’. El ex elemento de la UANL no regresó al equipo de su amores. Otro felino lo quería, pero ahora en la selva. Jaguares de Chiapas le dio la bienvenida al ya histórico guardameta dentro del Apertura 2009 y el certamen Bicentenario 2010.

La suerte regresó. A pesar de no estar dentro de un equipo ‘reconocido’ como grande, su oportunidad volvió. En ese entonces Javier Aguirre tomó el control de la Selección Mayor y lo llevó al Mundial en Sudáfrica, donde lo puso como portero titular por encima de Oswaldo Sánchez, quien estaba en su mejor versión. Nadie se explicó el por qué de dicha decisión, pero Pérez demostró la calidad que aún guardaba en sus manos y piernas.

Tras culminar el Mundial, Necaxa le ofreció una nueva aventura en Aguascalientes, aunque solo fue por una temporada.

De ahí, San Luis siguió creyendo en él. Poco a poco la carrera de Pérez Rojas fue desestabilizándose al cambiar de manera rápida de casa y no poder estabilizarse con alguna institución hasta que Grupo Pachuca le dio una oportunidad. Cuando se pensaba en el retiro del ex portero nacional, Jesús Martínez y los Tuzos le dieron un impulso importante a su carrera, ya que le ofrecieron un contrato importante y jugar con ellos. Con lo de la ‘Bella Airosa’, también conquistó una corona en el Torneo de Clausura 2016 y en la Liga de Campeones Concacaf en el año 2017.

El ‘Conejo’ sigue de pie y fuerte. Con la ilusión de obtener el Mundial de Clubes donde representará junto a Pachuca, a todo México, el cancerbero dejó entrever días anteriores que su retiro está en duda, ya que aún siente la fuerza para poder seguir dejando mucha enseñanza dentro del terreno de juego.

 

¡Imperdible!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo