Puebla vive el mayor movimiento estudiantil en casi 60 años, tras asesinato de tres universitarios

Las manifestaciones estudiantiles en Puebla han ganado más peso en los últimos días.

Por Publimetro

El Movimiento Estudiantil 2020, iniciado el pasado 25 de febrero por estudiantes de las escuelas de Medicina de dos universidades confrontadas ideológicamente en la década de los setenta, se ha convertido en el más grande en más de cinco décadas, luego de que en 1964 se llegó a la caída de Antonio Nava Castillo por una movilización de estudiantes, y se estima que hay cerca de 120 mil alumnos en paro.

De acuerdo a los tres días de movilización que van a raíz del asesinato de tres estudiantes universitarios, así como el conductor de una unidad de redes, se estima que son más de ciento diez mil estudiantes los que están sumados al paro en condena por los hechos y demandando seguridad.

Durante el día jueves los universitarios de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), que iniciaron el movimiento, se han mantenido en cruceros informando a la población.

Asimismo los estudiantes del Instituto Tecnológico de Puebla, Benemérito Instituto Normal del Estado (BINE), se sumaron al paro, mientras grupos de la Universidad Iberoamericana han dado el apoyo.

En el crucero de Vía Atlixcayotl, frente al Complejo Cultural Universitario, gente de la sociedad civil comenzaron a llevar agua embotellada para los estudiantes que se encontraban en la movilización a medio día, además de pan.

Durante las cerca de cien horas de la movilización no se reporta un solo incidente, como pintas, saqueo de comercio, o agresiones a los automovilistas.

Los conductores de vehículos pasan tocando el claxon en señal de apoyo a los estudiantes, sin que haya profesores en los grupos para no contaminar el movimiento.

En agosto de 1964 con el decreto del gobernador Antonio Nava Castillo de prohibir la venta de leche bronca en la capital, ya que debía ser entregada a una planta pasteurizadora, inició la inconformidad por parte de los estudiantes.

En pleno proceso de reforma universitaria, y la guerra ideológica, los alumnos de las escuelas de derecho y medicina de la Universidad Autónoma de Puebla se unieron para la defensa de la sociedad.

El Congreso del estado aprobó la “Ley sobre Producción, Introducción, Transporte, Pasteurización y Comercio de la Leche” que obligaba a los pequeños estableros y productores de leche, por medio del decreto de sanidad pública, a entregar el producto lácteo a empresas pasteurizadoras.

A las entradas de la ciudad la policía montaba operativos para detener a los lecheros, tirar el producto a las alcantarillas y detener a algunos de los productores, situación similar a la que ahora enfrentan los mototaxistas.

Los lecheros, apoyados por la Central Campesina Independiente, organizaron una manifestación el 14 de octubre exigiendo la derogación de la ley y proponiendo el establecimiento de empresas pasteurizadoras en donde los estableros fueran copropietarios junto con el estado.

La manifestación, convocada para salir del Paseo Nicolás Bravo, fue detenida con lujo de violencia por la policía y el cuerpo de motociclistas del Departamento de Tránsito, quienes golpearon a los manifestantes entre ellos varios estudiantes y disolvieron la marcha.

En respuesta a la agresión, y con motivo de la detención de varios estudiantes, un grupo de universitarios organizó un mitin frente a la delegación de policía, en donde también fueron reprimidos; los estudiantes se despliegan seguidos por las fuerzas policiacas hasta el Edifico Carolino.

Los estudiantes decidieron acudir al gobierno del estado para exigir la liberación de sus compañeros pero, ante la insistencia de la policía, se produjo un nuevo enfrentamiento en la avenida Reforma, entre las calles 4 y 2 Norte, resultando heridos más estudiantes, una pipa de Bomberos volteada y dos motocicletas del Departamento de Tránsito quemadas.

El enfrentamiento entre estudiantes y policía con motivo de la represión a la manifestación de los lecheros, y la detención de 124 estudiantes y 44 heridos hizo que la protesta tomara un cauce no previsto por el gobierno y se transformara en una lucha por la liberación de los estudiantes detenidos contra el despotismo gubernamental y por la renuncia del gobernador, general Antonio Nava Castillo que se dio el 30 de octubre de 1964.

La sociedad llevaba comida a los estudiantes que se encontraban al interior del edificio Carolino, para respaldar el movimiento, en el que había al menos cinco mil estudiantes.

Después del movimiento de 1964 se dieron otras manifestaciones pero con un sentido político, y destacan las de 1972-1973 con la lucha entre gobierno-iniciativa privada en contra de universidad-Partido Comunista, además de la de 1976 con la toma del Carolino, y la crisis de 1989 siendo rector Samuel Malpica Uribe.

De acuerdo a las imágenes del reportero gráfico, Jesús Olguín Pascualli, la lucha estudiantil de esas épocas fue violenta y desorganizada, además del uso de armas de fuego.

Con 50 años de experiencia, señaló que el actual movimiento es el único estudiantil que le ha tocado cubrir.

Con información de Intolerancia Diario.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo