Conflicto entre taxistas públicos y turísticos pega a puertos

Los conductores del sector público se han manifestado en contra de otras opciones de movilidad por ser “ilegales”.

Por Aabye Vargas

Conductores de taxis públicos en Cozumel, Quintana Roo, y empresarios dedicados a brindar servicio de transporte turístico federal en la isla sostienen un conflicto que ha generado bloqueos en vialidades, agresiones físicas contra choferes y ataques a autos de servicio precontratado.

Representantes de la iniciativa privada que prefirieron el anonimato por motivos de seguridad, revelaron a Publimetro que han sido amenazados por taxistas para que dejen de brindar el servicio de transporte turístico, el cual ofrece a vacacionistas el traslado desde el aeropuerto hasta el hotel en donde se hospedan.

El sector de taxistas se opone a la entrada de este servicio de movilidad, pues aseguran que circulan con placas emitidas por la Secretaría de Comunicación y Transportes (SCT), las cuales sólo les permiten operar en zonas federales; sin embargo, Cozumel no cuenta con ninguna vialidad de este tipo ya que es una isla, por lo que está prohibido su operación, de acuerdo con la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal.

“Policías municipales han bajado a turistas de las camionetas que brindan el servicio de transporte turístico federal, para luego obligarlos a abordar a taxis públicos; incluso, un grupo de personas decidió dejar de hacer convenciones en Cozumel por esta situación. Es prácticamente un secuestro lo que hacen.

“Además, dueños o encargados de cruceros han sido amenazados por los taxistas, pues a veces hacemos convenios con ellos para el traslado de turistas, lo cual quieren que acabe. Por eso es que están considerando desviar sus barcos de ruta y no tocar la isla, lo que pegaría muchísimo al sector turístico”, indicó un empresario que se dedica al transporte turístico federal.

El empresario también señaló que dueños de hoteles, agencias de viajes y restauranteros se han manifestado en contra de las protestas de taxistas, los cuales han bloqueado vialidades y atentado contra camionetas que ofrecen el servicio de transporte turístico, por lo que buscan interponer una serie de amparos ya que ven amenazadas sus ganancias tras las protestas.

Una problemática en crecimiento

Eduardo Paniagua Morales, presidente nacional de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), aseguró en entrevista que ha sido una problemática que sucede en sitios turísticos que reciben mayor número de visitantes extranjeros, como son Los Cabos, Huatulco y Cozumel.

Por esto, el líder nacional de la AMAV aseguró que trabajan para presentar el próximo año una iniciativa en la Cámara de Diputados y de Senadores para que los vehículos con placas emitidas por la SCT puedan circular en puertos. Además, apuntó que esto sería en beneficio a los usuarios, pues dejaría mayor competitividad al existir servicios distintos de movilidad.

“Buscaremos el próximo año con diputados y senadores que se incluya en la Ley Federal de Movilidad el transporte turístico federal, para que se reconozca de forma diferente a éste con el transporte público y el privado, el cual se ofrece por medio de aplicaciones”, señaló Paniagua.

Resaltó que el sector de taxis públicos quiere evitar la competitividad en la zona, pues ven una amenaza a sus ingresos; sin embargo, puntualizó que en estos puntos turísticos como Cozumel o Los Cabos la afluencia de turistas es demasiada, por lo que “hay oportunidad para todos”.

Taxis Protesta taxis

Vulnera la ley de tránsito: taxistas

Sobre los retenes y el retiro de unidades que ha sufrido el servicio de transporte turístico federal, Genaro Tinoco Monroy, asesor jurídico del Frente Único Trabajadores del Volante de Quintana Roo, asociación que agrupa a todas las organizaciones de taxis de la entidad, señaló que el reglamento de tránsito municipal dicta que sólo los conductores que cuenten con una concesión estatal pueden transportar personas por las vías municipales, por lo que de no acatar la ley se convierte en una infracción al reglamento y tiene como sanción el envío de la unidad al corralón.

“Esas placas son para transitar por vías federales, así dice la Ley de Caminos, el problema es que en Cozumel no hay vías federales. El argumento de los taxistas es que esas placas no pueden operar, por lo tanto no pueden prestar el servicio.

"Este conflicto también sucedió en Los Cabos; sin embargo, el gobierno del estado determinó que sí necesitaban un permiso para operar. Incluso la problemática llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la cual resolvió que es necesario un permiso cuando vas a entrar a una vía estatal”, indicó Tinoco Monroy.

Apuntó que además se suma una problemática: la emisión sin control de placas federales, pues asegura que a empresarios sólo se les exige que cumplan con los requisitos básicos, como es el seguro y la verificación de la unidad, por lo que "puedes tramitar las que quieras". Y puntualizó que no están en contra de que exista una competitividad, sino de la ilegalidad con la que opera este servicio de taxi turístico.

“Hay una disminución muy fuerte en los ingresos de los conductores de taxi público. No queremos que esto sea un monopolio, lo único que estamos peleando es que se respete la ley. Sabemos que tenemos que mejorar el servicio porque sí quedan a deber mucho en Quintana Roo, por lo que ya están renovando parque vehicular y trabajan para implementar aplicaciones”, señaló.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo