Inseguridad en Cancún afecta a la prensa

La ola de violencia en uno de los municipios de la entidad con más turismo ha crecido en los últimos meses

Por Publimetro

La inseguridad en Cancún va en aumento. Ahora tocó el turno a voceadores de las avenidas Nichupté con Chilam Balam, Kabah con Nichupté, Kabah con Andrés Quintana Roo, La Luna con Kabah, Tulum con Xcaret y Tulum con Cobá, a quienes la mañana de este martes, mientras realizaban sus labores de distribución de nuestro periódico Publimetro Quintana Roo, les fueron retirados los exhibidores, sin que hasta el cierre de esta edición se tuvieran indicios del paradero de las piezas.

En lo que sería un atentado contra la libertad de expresión, los estantes fueron retirados por personas no identificadas, que llegaron a cada punto sin uniforme, a bordo de vehículos no identificados y procedieron a retirar las piezas, aunque dejaron en su sitio las de otros periódicos, con meses de no usarse.

Cada exhibidor de metal tiene una altura de casi metro y medio y junto a la base de cemento que los une al piso suma entre 80 y 100 kilogramos de peso, lo que resulta complicado de arrancar. De hecho, para retirarlos del sitio se necesitan herramientas y unos 20 a 30 minutos de trabajo para escarbar y quitar la plancha de cemento.

Ola de violencia en Cancún 

Con casi 900 mil habitantes, este municipio de Quintana Roo es el mayor destino turístico del Caribe en el país y gracias a sus playas entra a México el 25% del total nacional por turismo, actividad que no ha disminuido pese a la creciente ola de violencia en los último meses.

Las alarmas se encendieron en la entidad con la balacera en la discoteca Blue Parrot en Playa de Carmen, a tan sólo 70 kilómetros de Cancún y en el que murieron cinco personas.

Entonces, empresarios de las zonas turísticas de Quintana Roo, incluida Cancún, denunciaron cobro de derecho de suelo por parte de organizaciones del crimen organizado, por lo que se tomó la decisión de cancelar el festival de música electrónica BPM, alegando que es una de las principales razones por las que aumenta el tráfico de drogas por parte del Cártel del Golfo y cuya plaza es disputada por otros cárteles.

El 17 de enero, tan sólo unos días después del ataque al Blue Parrot, otro hecho violento dejó en claro que Cancún se había vuelto un blanco más de la violencia en el país, en esa ocasión por un tiroteo contra las instalaciones de la Fiscalía del estado por parte de un grupo armado y que dejó como saldo a cuatro personas muertas, entre ellas un policías ministerial, los demás eran presuntos delincuentes.

El 23 de junio otra balacera, en esta ocasión frente al Centro Comercial Malecón de Las América de Cancún en plena tarde puso en alerta a los ciudadanos. 

Desde principios de año la violencia se hizo más notoria con el hallazgo de cuerpos destazados en maletas o bolsas de plástico en avenidas principales, así como con la aparición de mantas. 

El contexto político

Desde septiembre del 2016 llegó al poder del estado el perredista Carlos Joaquín González, quien sacó de la gubernatura al priista Roberto Borge, acusado de enriquecimiento ilícito y actualmente se encuentra detenido en Panamá. 

Sin embargo, la presidencia municipal de Cancún pertenece a Remberto Estrada, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), aliado del Revolucionario Institucional (PRI), y quien está enfrentado políticamente con Joaquín González, lo que representa un obstáculo para coordinar las fuerzas de seguridad estatales y municipales. (Con información de El País México y La Silla Rota)

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo