Problemas por no leer las letras chiquitas en redes sociales

Los proveedores de servicios mantienen en constante cambio las políticas de uso y privacidad, no las ignores para que sepas cómo se usa tu información

¿Estás en la fiesta familiar o en una reunión con amigos y posteas las fotos de la celebración en Twitter y Facebook? ¿O quizá tienes una ilustración que no habías dado a conocer hasta que descargaste tu Instagram?

Resulta que todo ese tipo de contenidos no son completamente tuyos porque los administradores del servicio de redes sociales usan tu información para que otras compañías puedan saber los intereses que tienes en determinado tipo de mercancías u otros o servicios.

Así, cuando escribes, subes imágenes o compartes información “sólo con tus amigos o conocidos”, los operadores de las redes sociales te clasifican en decenas de categorías de las que tú no tienes conocimiento hasta que recibes invitaciones a inscribirte en uno u otro sitio, o simplemente te recomiendan dar like a una marca que promete maravillas.

El director del Departamento Comunicación del Tec de Monterrey campus Estado de México,  Fernando Gutiérrez explica que al inscribirse a un servicio gratuito, los usuarios permiten de manera tácita que parte de la información que postean sea usada para hacer “análisis” de la actividad virtual.

Agrega que si bien se deja claro que una vez que los usuarios dan de baja una cuenta, los contenidos ya no pueden ser localizados, no se puede controlar, por ejemplo, el uso que dieron otros usuarios a las fotos, frases o textos que fueron compartidos en algún momento.

A su vez el profesor de Derecho de la Universidad Iberoamericana, Víctor Manuel Rojas recuerda que es responsabilidad de los internautas estar pendientes de las actualizaciones de reglas que imponen los administradores de redes sociales.

Comentó que, aunque pueda ser una manera fácil de usar datos de forma discrecional, las reglas son claras y deben leerse hasta las letras más chiquitas.

¿Qué hacer?

1) Evita compartir fotografías familiares que consideres muy preciadas. Recuerda que en Internet todo se puede localizar y no puedes controlar quién puede hacer mal uso de las imágenes.

2) Revisa las políticas de privacidad no sólo para evitar que tus enemigos, jefes o ex parejas te encuentren. Echa un ojo a los derechos que le entregas a las redes sociales con cada post.

3) Si bien las redes sociales son buenas plataformas para acceder a contenidos, recuerda que cuando compartes información de otros puede ser bloqueada cuando el propietario lo reporta. Con estas acciones tu cuenta puede ser dada de baja sin previo aviso.

Te damos los datos de la actividad de los mexicanos en dichos sitios, según datos de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci).

– 9 de cada 10 las utiliza.
– 8 de cada 10 compañías hace gestión en redes sociales.
– 4 cuentas es el mínimo que tiene un usuario.
– 2 lugar entre las actividades de internautas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo