¿Qué debemos esperar del nuevo Secretario de la Función Pública?

Mariana Gómez del Campo, PAN

Este Gobierno ha perdido el rumbo, de la agenda reformadora pasamos al México marcado por Iguala, a la indefinición en la implementación de las reformas, al estancamiento económico y al imperio de la corrupción. En los últimos meses, el Gobierno federal se ha dedicado a dar coloquialmente dicho “palos de ciego”. Dos de esos ejemplos son el nombramiento del Comisionado para la Seguridad en Michoacán que primero arropó a las autodefensas, luego las persiguió y terminó por ser removido del cargo. Michoacán sigue siendo un foco rojo porque la delincuencia y los homicidios no han disminuido, por el contrario. El segundo ejemplo fue la estrategia de seguridad, se prometió la creación de la Gendarmería Nacional, anuncio espectacular que se frustró debido a que terminó por ser un pequeño agrupamiento de la Policía Federal.   
Ahora, es increíble que el Presidente Peña Nieto al enfrentar la peor crisis de credibilidad y uno de los más graves escándalos por un probable tráfico de influencias al recibir beneficios de la asignación de contratos y obras públicas de la magnitud del ahora suspendido Tren México-Querétaro, haya decidido que su esposa diera explicaciones a medias y regateando transparencia. El Presidente ha evitado públicamente tocar el asunto y en lugar de afrontarlo decidió recurrir al nombramiento de un subalterno para investigarlo. ¿Es esa la respuesta que México merece? ¿Qué resultados podrá tener una Secretaría que depende de él y a la que ordenó “investigarlo”? Esto es una total simulación, al grado que 70% de los mexicanos considera que no habrá resultados ni sanciones.
En Acción Nacional insistimos que se requiere un Sistema Nacional Anticorrupción autónomo y blindado de cualquier injerencia. El mismo Presidente propuso transformar a la Secretaría de la Función Pública, pero hoy vemos lamentablemente que eso quedó en promesas de campaña. Estamos casi a la mitad del sexenio, los mexicanos se están dando cuenta que el “Nuevo PRI” resultó el PRI de siempre.   

Frase:

“Ese nombramiento es una completa simulación. El 70 por ciento de los mexicanos considera que no habrá resultados ni sanciones”

Alejandra Barrales, PRD

Hoy más que nunca, las mexicanas y los mexicanos necesitan escuchar que los problemas serán resueltos en favor del país. La ciudadanía exige un verdadero compromiso con resultados tangibles e inmediatos en materia de justicia, de lo contrario, la confianza que se ha perdido difícilmente podrá regresar.
Nuestro Estado de Derecho está en riesgo, y emitir grandes discursos dista mucho de ordenar investigaciones serias y profundas sobre propiedades de funcionarios que podrían implicar una complicidad y beneficios mutuos a costa del erario público.
En un verdadero régimen democrático los hechos derivadwos de la licitación del tren México-Querétaro, las indagatorias periodísticas sobre el tema “Casa Blanca” o la casa de Metepec, hubieran dado paso a una profunda investigación y la renuncia de los funcionarios involucrados, en aras de preservar la credibilidad en las instituciones que representan. Incluso, por situaciones mucho menores en otros países han dimitido funcionarios de gobierno.

En México, eso parece imposible.

El Gobierno federal a través de este nombramiento, se está jugando la credibilidad de quien lo dirige, pero debe entender que no se trata tan solo de un asunto de percepción. Los mexicanos merecemos acciones contundentes contra la corrupción, necesitamos órganos encargados de investigar la actuación de cualquier servidor público, de manera autónoma e independiente y que pueda imponer castigos ejemplares sin importar de quién se trate.
Desafortunadamente, a la Secretaría de la Función Pública le hacen falta “dientes”, por lo que nuevamente el nuevo Secretario no podrá cumplir con lo que la ciudadanía demanda.no acusaciones. Exigen sanciones y no impunidad.

Frase:

A la Secretaría de la Función Pública le hacen falta “dientes”, por lo que nuevamente el nuevo Secretario no podrá cumplir con lo que la ciudadanía demanda.

 

Tags

Lo Último

Te recomendamos