La verdad sobre los mayores mitos de Internet

Por:

En Internet circulan una gran cantidad de mitos y leyendas que muchas personas siguen tomando como verdad. Sin embargo, la mayoría son falsos.

La web tiene tantos mitos, como personas navegando a través de ella. Muchas personas siguen creyendo en ellos; y es que hay quienes los comparten en redes sociales afirmando que son verdad. Sin embargo, la realidad es que muchos de los mitos de Internet son falsos.

La verdad detrás de algunos mitos de Internet

¿Talking Tom y Talking Angela eran herramientas de pedófilos?

Talking Tom y Angela son apps para celular. En ellas vemos a un gato -o gata- que repite todo lo que decimos con una voz graciosa. Incluso habla con nosotros. Además, podemos hacerle caricias y un sinfín de gracias más. Sí, es esencialmente creada para niños. Y en su momento de más fama; a través de Internet de corrió el rumor de que detrás de las apps había una red de pedófilos.

¿Su meta? Espiar a los niños a través de la cámara del celular. ¿Esto es verdad? Desde luego que no. Fue desmentido en su momento por la misma desarrolladora del juego.

¿Facebook, WhatsApp y otras redes sociales ahora van a cobrar?

No. Ni ahora ni en el pasado; esto es falso. Las redes sociales se han llenado de personas copiando y pegando un mensaje, pues que asegura que de no compartir, dichas redes sociales comenzarán a cobrar suscripción.

Facebook, WhatsApp, Twitter, etc: todas son gratuitas. Pero si por desgracia en algún momento decidieran cobrar; es muy poco probable que perdonen el pago a quienes copian y pegan un mensaje.

¿Si pongo en mi Facebook que no le doy permiso a Zuckerberg de usar mis imágenes, funciona?

“Yo no le doy permiso a Facebook de usar mis imágenes… no. Es falso. Este mensaje viral asegura que gracias a un cambio en los términos y condiciones; el apocalipsis se desatará con nuestras imágenes y Zuckerberg podrá usarlas como quiera. Por ahora no existe ninguna reforma a los términos y condiciones.

Simsimi también es malvado

¿Recuerdan a Simsimi? Un regordete bombón amarillo que hablaba con nosotros. Es una app. Y sí, respondía con inteligencia y se aprendía las cosas que le decíamos.

Pero no, tampoco hay una red de pedófilos y/o secuestradores tras esta app. Lo que sí hay es inteligencia artificial.

El miedo a lo desconocido se apoderó de muchos; incluso también había gente asegurando que la app “los veía.

Loading...
Revisa el siguiente artículo