Por esto jamás deberían compartir fotos de sus boletos de avión

Por:

Muchas personas tienen la costumbre de compartir en Internet imágenes de sus boletos de avión; e incluso de conciertos.

En medio de la emoción por un nuevo viaje o evento, muchas personas suelen subir a las redes sociales fotografías de sus pases o boletos. Es algo muy común, probablemente lo han visto en su línea de tiempo de Facebook o ustedes mismos lo han hecho.

Pero esto puede llegar a afectarlos si la persona equivocada ve la imagen. Y debido a la gran cantidad de internautas que recorren la Web, esta posibilidad es muy real.

¿Por qué no deben subir fotos de boletos de avión a Internet?

Esto puede ser más peligroso de lo que creen. Existen sitios web que son capaces de decodificar la información contenida en el código de barras de estos. Aquí se almacena no sólo su nombre, sino su código de viajero frecuente (si lo son); además de un sinfín de información que, sin duda, no quieren en manos de criminales.

Con dichos datos, incluso pueden acceder a su reservación mediante la web de la aerolínea.

Y aquí, como conocerán quienes son viajeros frecuentes, hay todavía más información privilegiada sobre el viajero.

Y sí, se puede extraer desde una fotografía de, por ejemplo, Facebook.

Además, el boleto puede ser clonado. Esto es más complicado, pues se requiere la identificación del viajero al momento de abordar; sin embargo, es una posibilidad remota.

Así que piénsenlo mejor y si quieren compartir la imagen en redes, cuiden que no aparezca el código de barras.

Y tampoco es bueno compartir boletos de conciertos en Internet 

No, esto tampoco lo hagan. La razón también es el código de barras: puede ser clonado. Y sí, alguien puede robar su entrada.

Es decir, se clona el código de barras de su boleto en otro nuevo. Además, se añade el mismo número de asiento y/o fila que se ve en el boleto que subieron a Internet. De esta manera, será una copia perfecta.

Al entrar a muchos eventos en la actualidad, verifican los boletos con un lector de códigos. Dos personas no pueden usar el mismo; así que quien llegue después, se queda fuera.

Muchos delincuentes cibernéticos y revendedores buscan este tipo de fotografías en redes sociales, así que sucede algo similar que con los boletos de avión: si quieren compartir una imagen, cuiden que jamás se vea el código de barras.

Recuerden que siempre debemos tener especial cuidado con la cantidad de información que compartimos en Internet.

Loading...
Revisa el siguiente artículo