Cómo se fue agravando el problema con el Galaxy Note 7 de Samsung

Por:

El Galaxy Note 7 estaba destinado a competir con el iPhone 7. Sin embargo, Samsung tuvo graves problemas con los equipos. Así fue escalando la situación.

Con la retirada del smartphone Galaxy Note 7, la surcoreana Samsung sufrió un golpe sin parangón en el sector. Primero, unos 2,5 millones de aparatos tuvieron que ser sustituidos en todo el mundo.

Pero después de que algunos teléfonos de los supuestamente seguros se incendiaran, Samsung suspendió definitivamente la producción del modelo.

A continuación, una cronología de lo ocurrido con el Galaxy Note 7:

– 2 de agosto: Samsung presenta el “phablet con una pantalla de 5,7 pulgadas; un modelo destinado al segmento de precios altos en el que Apple es fuerte con sus iPhones. La agencia especializada en economía Bloomberg informó después que Samsung se había dado prisa para sacarlo al mercado antes de la salida a la venta en septiembre del iPhone 7.

– 19 de agosto: El Galaxy Note 7 sale a la venta en varios países. Paulatinamente se registran quejas de usuarios que hablan de teléfonos sobrecalentados o incluso en llamas, pero por el momento no se vislumbra la dimensión del problema.

– 2 de septiembre: El día en que el Note 7 debe salir al mercado en otros países, entre ellos en Alemania, Samsung anuncia una acción de sustitución de los teléfonos en todo el mundo. En ese momento se habla de 35 incidentes confirmados.

– 8 de septiembre: La Administración Federal de Aviación (FAA) estadounidense y su homóloga europea EASA; llaman a los usuarios a no encender ni cargar los teléfonos a bordo de los aviones. Tampoco se permite facturar el teléfono apagado.

– 16 de septiembre: La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC) de Estados Unidos ordena la retirada del teléfono, tras conocerse más casos de incidentes. Sólo en el país se registraron 26 incidentes de quemaduras y 55 de daños materiales.

Cuando parecía que todo se iba a solucionar:

– 19 de septiembre: Samsung comienza a sustituir los teléfonos, al tiempo que anuncia la venta de participaciones en otras empresas tecnológicas por valor de en torno a un billón de won. Esto es alrededor de  800 millones de euros. Los costes de la sustitución de teléfonos se calculan en torno a 1.000 millones de dólares (unos 900 millones de euros).

– 22 de septiembre: La Agencia Coreana para Tecnología y Estándares (KATS) exige a Samsung medidas de seguridad adicionales. Esto antes de reanudar la venta del teléfono. Entre estas, chequeos con rayos X de la baterías.

– 27 de septiembre: Samsung anuncia que el Note 7 saldrá a la venta en Europa el 28 de octubre.

– 5 de octubre: Un teléfono ya apagado se incendia en un avión antes del despegue en Estados Unidos. El dueño asegura que se trataba de un smartphone ya sustituido.

Y así comenzó el fin del Note 7:

– 9 de octubre: Se conocen otros cuatro casos en los que se incendiaron los teléfonos ya sustituidos de Samsung. Dos de ellos llenaron de humo el dormitorio del usuario, según contaron. Uno se habría incendiado en las manos de una joven de 13 años en una escuela. Las empresas de telefonía móvil AT&T, Verizon y T-Mobile US anuncian que dejan de vender el Note 7 a sus clientes.

– 10 de octubre: Varios medios informan que Samsung suspende la producción del aparato; pero la empresa se limita a anunciar una reestructuración temporal del plan de producción.

– 11 de octubre: En pocas horas Samsung deja de vender el teléfono. Posteriormente anuncia que ha cancelado la producción; al tiempo que llama a los usuarios a dejar de utilizar el smartphone, incluso si ya ha sido sustituido, y devolverlo o cambiarlo por otro.

Con información de DPA News. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo