Misiones espaciales, en riesgo por basura tecnológica

En 50 años de era espacial, más de 700 mil fragmentos de basura tecnológica, de uno a 10 centímetros de largo, giran alrededor de la Tierra

Por: notimex

Desafortunadamente, aún no existen técnicas o métodos para eliminar esa basura tecnológica, señaló el astrónomo Nail S. Bakhtigaraev, director del Observatorio de Zvenigorod del Instituto de Astronomía de la Academia de Ciencias de Rusia.

Al hablar de “Problemas de la basura espacial”, en conferencia magistral organizada por el Centro de Ciencias de Sinaloa, señaló que las grandes potencias en cosmonáutica, con el caso de China, Rusia y Estados Unidos, buscan cómo solucionar este problema.

El especialista en mecánica celeste y astrometría indicó que como medida para aminorar el problema se debe buscar que los cohetes propulsores produzcan la menor basura posible al explotar y se controle la calidad de los objetos que se fabrican.

NO HAY PELIGRO DE QUE CAIGA A LA TIERRA

Para tranquilidad, mencionó que la basura espacial que cae a la Tierra no representa peligro, porque es mayor de 70 centímetros de largo y puede ser detectada por los radares e incluso mucha de ella se sabe dónde va a caer.

Aclaró que al caminar una persona por la calle, es más probable que le caiga un meteorito, que un fragmento de basura espacial. Precisó también que los fragmentos no son radiactivos y pueden ser reutilizados o reciclados. Acaso traerán un poco de combustible, pero nada más, dijo.

Sin embargo, el peligro está en el espacio, porque los fragmentos pueden chocar con naves, cohetes y satélites a los que pueden dañar. Como ejemplo drástico, comentó que a causa de un choque dejó de funcionar un satélite y en la Rusia oriental duraron una semana sin televisión.

Advirtió que ante la posibilidad de estos choques, quizá en un futuro no se podrán enviar al espacio cohetes tripulados.

UNA EXPOSICIÓN DE BASURA ESPACIAL

Al término de la conferencia magistral, Bakhtigaraev, participó en la inauguración de la exposición temporal “Basura espacial” en el pasillo de acceso al Planetario ‘Arcadio Poveda Ricalde’.

Como atracción especial, esta exposición muestra un fragmento de una tapa de motor de un satélite o cohete de construcción soviética que cayó en una población cercana a la cabecera municipal de Cosalá, Sinaloa.

Además, la exposición presenta 14 fotografías que muestran evidencias de basura espacial que ha caído en diversas partes del mundo; y será el espacio idóneo para la realización de los talleres para niños ‘Hagamos nuestro propio Universo’.

Loading...
Revisa el siguiente artículo